La demanda supera los 2.300 millones

BBVA coloca 1.250 millones en cédulas a siete años

BBVA ha seguido los pasos de la competencia y se ha sumado a la oleada de emisiones

La banca emite miles de millones en cédulas hipotecarias desde el arranque del año

Sede de BBVA en las Tablas.
Sede de BBVA en las Tablas.

BBVA lanzó este martes una emisión de cédulas hipotecarias a siete años, por un importe de 1.250 millones de euros, a un precio de 52 puntos básicos sobre el midswap, el tipo de referencia para este tipo de emisiones.

La operación recibió una elevada demanda, que alcanzó los 2.700 millones de euros, según fuentes del mercado consultadas por Efe, lo que hizo que el precio se estrechara desde los 60 puntos básicos de primera hora, a los citados 52 puntos sobre el tipo de referencia.La cifra, subraya Efe, supone el precio más barato al que los bancos españoles han colocado cédulas en lo que va de año.

Por distribución geográfica, un 41% de la deuda se colocó entre inversores alemanes y austríacos; un 18% entre españoles; un 10% entre nórdicos; un 9% entre franceses e inversores procedentes de los países del Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo) y un 8 % entre italianos.

Además, otro 4% de la deuda fue colocada entre inversores de Asia; otro 3%, de Reino Unido e Irlanda; y otro 2% de Suiza. Por tipo de inversores, los principales compradores fueron bancos centrales y organismo oficiales (37%); seguidos de gestores de fondos (27%); seguros y fondos de pensiones (18%) y bancos (17 %).

Los bancos que actuaron como colocadores de esta emisión fueron el propio BBVA, así como Citigroup, Crédit Agricole, Loyd’s Bank y Sociètè Gènèrale.

BBVA ya emitió 1.000 millones de euros en cédulas hipotecarias a cinco años durante los primeros días del año. Este tipo de emisiones han sido muy habituales en los últimos tiempos. También en enero Bankia emitió otros 1.000 millones de euros en cédulas a cinco años; Santander colocó 1.000 millones en cédulas a 10 años; la filial española de Deutsche Bank emitió 500 millones en cédulas a siete años.

CaixaBank, por su parte, emitió otros 1.500 millones en cédulas a siete años a comienzos de febrero y Banco Popular hizo lo propio a finales del mismo mes con la emisión de 1.500 millones en cédulas a siete años.