La teleco asturiana eleva sus ingresos un 2,7%

La nueva matriz de Telecable aprueba su primer dividendo

Zegona insiste en que sigue buscando inversiones

Logotipo de Telecable.
Logotipo de Telecable.

Nuevos movimientos en torno a Telecable, la operadora asturiana de banda ancha adquirida por el grupo británico Zegona en 2015 por 640 millones de euros. Así, la firma, cuyo único gran activo es Telecable, ha aprobado el pago de un dividendo de 4,5 peniques por acción para 2016. Además, Zegona ha asegurado que hay un potencial incremento del retorno de capital a los accionistas a través de los planes de recompra de acciones y por otras retribuciones especiales.

La decisión favorece a los accionistas de Zegona, que cotiza en la Bolsa de Londres, entre los que figuran gestoras como Marwin Investments, Invesco, Fidelity, Wellington, Capital Group, Standard Life y Axa.

En un comunicado remitido a la Bolsa de Londres, Zegona ha destacado que los ingresos de Telecable subieron un 2,7% en 2015 hasta 134,4 millones de euros. En el cuarto trimestre, el crecimiento fue del 5%, el mayor de los últimos cinco años.

El ebitda de 2015 se situó en 65 millones de euros, un 3,3% más. El beneficio operativo se situó en 12,5 millones, mientras que el cash flow subió un 2,4% hasta 36,1 millones. El capex ascendió a 28,9 millones.

Los responsables de Zegona han destacado la capacidad de generación de caja de Telecable, así como la recuperación del conjunto de la economía en Espña que “nos da confianza para que Telecable acelere su crecimiento durante 2016”.

En términos generales, Zegona ha indicado que continúa oportunidades de inversión en toda Europa, en los segmentos de las telecomunicaciones, los medios de comunicación y la tecnología. Zegona es uno de los nombres que suena en el mercado como posible interesado en la compra de Yoigo junto a Másmóvil.