Zegona contempla emitir nuevas acciones para financiar compras

La matriz de Telecable plantea el pago de los primeros dividendos

La firma advierte del impacto que la consolidación podría tener en su negocio

Alejandro Martínez Peón, consejero delegado de Telecable.
Alejandro Martínez Peón, consejero delegado de Telecable.

Zegona Communications, la matriz británica de la operadora asturiana Telecable, tiene previsto establecer una política de dividendos para retribuir a los accionistas. La compañía, que tiene a Telecable como la principal fuente de generación de caja tras su adquisición el pasado verano, ha establecido el objetivo del pago de un dividendo de 4,5 peniques por acción para 2016, según figura en el prospecto enviado por Zegona a la Bolsa de Londres a propósito de la última emisión de acciones. La firma prevé dar el salto desde el AIM al propio London Stock Exchange.

La firma precisa, no obstante, que es un objetivo y no una previsión. En cualquier caso, señala que intentará implementar una política de progresivo pago de dividendos. En el prospecto, Zegona señala también que podría emitir acciones ordinarias adicionales de cara a financiar posibles adquisiciones.

En términos generales, Zegona advierte de distintos riesgos en torno a Telecable. Así, señala que el negocio de la operadora podría verse afectado por el proceso de consolidación que vive el sector en España, y recuerda las compras de Jazztel por Orange, Ono por Vodafone y la gallega R por parte de Euskaltel.

Así, destaca la aparición de operadores más fuertes, el fuerte potencial de inversión en marketing de estos grandes grupos, la menor influencia de los OMV y la dificultad para acceder a contenidos televisivos claves a un precio que permita tener márgenes atractivos. La firma indica que Telecable depende de terceros para ofrecer una programación premium en su televisión de pago.

Además, advierte del posible empeoramiento de la situación macroeconómica en España y en Asturas afectaría a los ingresos de la operadora. De igual forma, advierte de la fuerte competencia en los mercados de telecomunicaciones en España (banda ancha, móvil y televisión), indicando que podría ir en aumento en el futuro, con el consiguiente impacto en los precios. Además, destaca los planes de despliegue de nuevas redes de fibra óptica puestos en marcha por sus competidores en el mercado asturiano.

Zegona advierte también que ciertos contratos del grupo, incluyendo el establecido con Vodafone para la telefonía móvil o con Multicanal Iberia para Canal+, expiran pronto y si no hay una renovación, el crecimiento y la rentabilidad podrían verse dañados.

De cara a su expansión, Zegona señala que Telecable prevé acelerar el crecimiento en el segmento de los clientes empresariales. Así, destaca que la cuota de la empresa en este mercado en Asturias es del 26%, frente al 49% en el ámbito residencial. La firma recuerda que la cúpula de Zegona ayudó a Virgin Media a crecer en el mercado de empresas.

Normas