¿Qué cubren realmente los seguros para móvil?

¿Qué cubren realmente los seguros para móvil?

El gigantesco volumen de ventas de los teléfonos inteligentes ha beneficiado a los fabricantes, pero también a las aseguradoras que han ido surgiendo en torno a este negocio en la tecnología de consumo. Y actualmente, los propios fabricantes -algunos- nos ofrecen ciertas coberturas, pero también los operadores de telecomunicaciones y, cómo no, las aseguradoras dedicadas específicamente a ello. Pero, ¿qué cubre realmente el seguro de un teléfono inteligente?

Lo primero que deberías saber es que los defectos de fabricación de un dispositivo móvil ya están cubiertos, según estipula la legislación, por la garantía oficial que ofrece el propio fabricante y que, en nuestro país, es de dos años. Pero hay matices, porque en los seis primeros meses se contemplan todos los fallos, mientras que desde el séptimo y hasta cumplir el plazo completo, es necesario demostrar que el fallo del dispositivo es de fabricación, y no por el uso del propietario.

Seguros con coberturas adicionales para teléfono inteligente y tableta

Evidentemente hay diferentes pólizas en función de nuestra aseguradora, pero partiendo de los seguros estándar, los más económicos, se incluyen coberturas como el robo con violencia -que no hurto-, los daños accidentales por infiltración de líquidos en los componentes internos, uso fraudulento del terminal hasta los 500 euros, rotura de pantalla y demás. Ahora bien, hay pólizas más caras en las que se contemplan también las pérdidas accidentales, el hurto y desgastes del equipo por el propio uso.

Las coberturas de los operadores de telecomunicaciones: Movistar, Orange, Yoigo y Vodafone

¿Qué cubren realmente los seguros para móvil?

Movistar, en su póliza estándar, cubre el robo, hurto, daños accidentales y llamadas fraudulentas con un máximo fijo. Además, el operador móvil de Telefónica ofrece un servicio de sustitución por un terminal igual o equivalente en especificaciones técnicas y precio, algo que también ofrecen Orange y Vodafone.

En el caso del operador de France Telecom, Orange, se contemplan la rotura, la oxidación de los componentes internos, el robo y el hurto. Otras garantías que incluye Orange son el reemplazo que anteriormente señalábamos y un máximo de 1.500 euros por uso fraudulento, pero única y exclusivamente en caso de robo. Además, ofrecen un equipo de sustitución -de gama baja- durante el tiempo en que el terminal esté siendo reparado.

Por su parte, Vodafone ofrece Seguro Total y Seguro Pantalla. De entre estos dos, el primero incluye el robo y la sustracción del equipo en el vehículo, los daños accidentales y los daños por líquidos entre otros siniestros por el uso del terminal. No obstante, se cobra una franquicia por la contratación de este seguro, y el precio de la misma oscila en función del modelo del dispositivo y la gama en la que encaja. El Seguro Pantalla, sin embargo, cubre las reparaciones parciales o completas únicamente de la pantalla.

Y en último lugar, Yoigo cuenta con su propio seguro con protección frente a daños por líquidos, rotura de pantalla y llamadas fraudulentas con límite fijo. Se contempla también el robo y, como en el caso de Orange y Vodafone, ofrecen un terminal de sustitución temporal durante el plazo que dure la reparación del nuestro.

Coberturas adicionales con la garantía extendida de los fabricantes

Además de la garantía legal de dos años, algunos fabricantes ofrecen un servicio de garantía oficial extendida. Hay varios casos, aunque los más conocidos son los de bq en nuestro país y, a nivel internacional, la firma de Cupertino con lo que denominan AppleCare.

¿Qué cubren realmente los seguros para móvil?

En el primer caso, bq nos ofrece una garantía extendida de 5 años desde el momento de compra, es decir, tres años adicionales con las mismas coberturas que la garantía legal. Y por un precio fijo al año, que varía en función del modelo, tenemos el seguro bq Plus que incluye los daños accidentales, súbitos e imprevistos por caída, líquidos y robo. Ahora bien, bq sólo contempla un máximo de un siniestro anual, luego hay otras limitaciones adicionales a tener en cuenta.

En el caso de AppleCare, que también es una ampliación de la garantía oficial y legal, nos encontramos con algo más similar a la propia garantía, y mucho más distante a las coberturas comunes en los seguros. Según la firma de Cupertino, se incluye el mantenimiento y asistencia técnica para sus equipos, tres años de opciones de reparación adicionales y asistencia en programas y software. El segundo punto no quiere decir reparaciones gratuitas, sino con descuento o mayores facilidades para el usuario, y siempre a cargo de su servicio técnico oficial.

Normas
Entra en El País para participar