Lo más habitual en hombres es la cirugía de párpados

El aumento de pecho desbanca a las liposucciones

La facturación por cirugía estética fue de 300 millones de euros en 2013

El aumento de pecho desbanca a las liposucciones

Durante esta crisis, algo ha cambiado también en las clínicas de estética: la cirugía de mamas ha desbancado a la liposucción en las demandas de las mujeres que acuden a los médicos. Así se destaca en el informe La cirugía estética en España 2014, realizado por Secpre (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética). El anterior estudio se corresponde a 2009, al inicio del cambio de ciclo.

El número total de procedimientos realizados en 2013 se sitúa en torno a los 65.000, aunque los responsables de hospitales y centros sanitarios estiman un descenso del 23% en esta cifra. El caso más habitual de paso por el quirófano ha sido el aumento mamario (24,8% del total), seguido de la liposucción (18,1%) y de la cirugía de párpados (10,1%).

La mama supone el 40% de las intervenciones, ya que al aumento mamario, se suman otras como la elevación de los pechos e incluso la reducción (4,2% de los casos). Aunque se encuentra en segundo lugar, la liposucción es el procedimiento con el descenso más acusado, pareciendo ser la práctica más afectada por la crisis. “No obstante, más allá de la situación económica, cabe pensar que la presencia en el mercado de alternativas menos invasivas que la cirugía puede ser la causa del gran descenso sufrido”, se destaca en el estudio. Por contra, aumentan “sustancialmente” los rellenos con grasa, que generan “más confianza en el paciente que otros materiales”, se añade.

Al fijarse en la edad, se percibe que los tratamientos llegan a su punto álgido en la franja de entre 30 y 44 años, donde se concentra el 42,2% de los pacientes.

En el informe también se recoge que la facturación por cirugía estética en 2013 se aproxima a los 300 millones de euros, aproximadamente un 23% de esos ingresos es atribuible a costes sanitarios (hospitalización o anestesia) y hasta un 10% estaría destinado a las prótesis o implantes empleados.

Respecto al género, solo el 12,2% fueron intervenciones realizadas a hombres. “Muy probablemente los cambios en las actitudes de los varones no sean tan claros por el efecto negativo que sobre los números ejerce la crisis económica, ya que distintas investigaciones han puesto de relieve la creciente preocupación masculina por la belleza facial y corporal”, se señala. En los varones, la cirugía más habitual es la de párpados, que atrae el 16,5% de los casos.

Más de 6.000 euros por intervención

La cirugía mamaria es la rama con el espectro generacional de demanda más amplio, aunque las intervenciones de mama tienen su punto álgido de los 18 a los 29 años. A partir de los 45 años se aprecia una reducción importante del interés en esta operación, quedando sustituida por la de párpados y la liposucción.

También algunos menores de edad pasaron por el quirófano (el 1,3% de los casos), fundamentalmente por otoplastia (de las orejas), pero también por aumento de pechos.

Respecto al coste medio por intervención, lo más caro es el lifting facial (6.402 euros), seguido del aumento y elevación de mamas (6.197 euros). Por contra, lo más barato es una cirugía genital (2.553 euros), una especialidad en ascenso que ha aparecido por primera vez en el estudio y que supone ya un 1,5% de los casos.