¿Emprender en Irán? Consejos y sectores oportunidad

Son diversos los sectores de la economía iraní que presentan oportunidades para las pymes españolas.

¿Emprender en Irán? Consejos y sectores oportunidad

Puede parecer un destino atípico para invertir, debido a su localización geográfica y a su geopolítica más reciente. Sin embargo, Irán se ha erigido como un país susceptible de recibir inversiones, pues son diversos los sectores que presentan oportunidades para las pymes españolas.

En lo que respecta al petróleo, gas e industria petroquímica, estos sectores son los grandes motores de su economía, motivo por el que las oportunidades han quedado mermadas por la aplicación de sanciones.

En cambio, los ferrocarriles y metro se constituyen como una oportunidad para los inversores. En concreto, las autoridades iraníes han acometido un ambicioso plan de expansión del metro de Teherán y construcción de metros en las principales ciudades iraníes.

Asimismo, la automoción se ha convertido en un nicho de mercado que hay que explotar. Ello se debe a el transporte público en este país es casi inexistente, por lo que la demanda de automóviles y sus partes y piezas es enorme.

En paralelo, la maquinaria para el sector agrario y alimentario conforman otra oportunidad de negocio para las pymes españolas. Ello se debe a que las autoridades iraníes desean impulsar la diversificación de su economía y sus exportaciones y han concluido que el sector agrario y agroalimentario ofrece una ventaja comparativa sin parangón en el Oriente Medio.

Del mismo modo, la maquinaria para la minería es otro nicho al que se puede acudir a invertir. De hecho, el sector minero es prioritario para Irán y España ya cuenta con ventas de equipos a las minas de carbón de Tabas y Kermán.

Por último, las energías renovables también se han convertido en una oportunidad de negocio para los emprendedores españoles. Esto responde a la apuesta de este país por el desarrollo de energías alternativas, por lo que necesita la tecnología extranjera para desarrollar tanto la energía de origen eólico como la energía solar.

Normas