_
_
_
_
_
Las cinco claves de vigilancia del BCE para este año

¿Qué banco tiene el mejor gobierno corporativo?

El Banco Central Europeo (BCE), remitió a principios de año a las entidades que supervisa las cinco prioridades en las que pondría mayor atención a lo largo del presente ejercicio, y en algunos casos en 2017. Con ello, el BCE pretende dar una muestra de transparencia. Como base de estos principios toma los principales riesgos que afrontan los bancos y desarrolla para cada una iniciativas específicas de acción supervisora.

El primero de ellos es el modelo de negocio y el riesgo de rentabilidad. Al BCE le preocupa el “elevado nivel de deterioro de los activos”, sobre todo teniendo en cuenta el prolongado periodo de bajos tipos de interés. Ha avisado, de hecho, que en algunos casos será el propio BCE el que marque el modelo de negocio de determinadas entidades en función de su perfil individual de riesgos. Esta implementación puede superar incluso el año y continuar en 2017.

El riesgo de crédito, el de la adecuación del capital, el de gobernanza de los riesgos y calidad de los datos, y la liquidez, completan los cinco puntos primordiales sobre los que el BCE centrará su vigilancia este año. Varios expertos del sector financieros aseguran que una de las asignaturas aún pendientes de la banca española es uno de estos puntos, su gobernanza, aunque esta ha mejorado bastante respecto a los años en los que ha durado la crisis. La última encuesta de ISS Governance Quickscore, firma internacional especializada en análisis del gobierno corporativo de las entidades y empresas mundiales, proporciona claves determinantes para conocer qué bancos españoles (o del cualquier otro país) son los mejor situados y por qué según este concepto.

Bankia vuelve a ser, según el análisis publicado en febrero, la entidad española que tiene el mejor gobierno corporativo. Su nota es la más alta, el 1 (el 10 es la peor calificación porque supone mayor riesgo). Según esta firma internacional el gobierno corporativo juega un destacado papel en las decisiones de inversión de las empresas.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri repite con la nota más alta. Le sigue Santander, en gran parte por los cambios que ha realizado en el último año su presidenta, Ana Botín. La principal entidad española tiene una nota de un 2, y mejora un punto y una posición sobre el análisis precedente.

La tercera y cuarta posición las ocupan Bankinter y Popular con la misma calificación, también de un 2. El quinto banco es BBVA, que empeora bastante su nota al pasar de tener de un 1 en el informe precedente a un 3 en el actual. Caixabank también baja, al registrar una calificación de 5 puntos, frente a un 4 alcanzado en el informe anterior. Y en última posición sigue Sabadell, con un 5.

Si se analiza la estructura del consejo de cada uno de los bancos que cotizan en el Ibex 35, el que cuenta con mejor posición es curiosamente BBVA, con una nota de 3. el peor es Popular, con un 8 (recordemos que cuanto más alta peor). Bankia tiene un 4, lo mismo que Sabadell, mientras que Bankinter, Santander y CaixaBank tienen un 5. En cuanto a las remuneraciones, Sabadell, con un 9, y BBVA, con un 6 son los peores. Popular es el alumno más aventajado, con un 1, mientras que Bankia, Santander y CaixaBank tienen un 2. Bankinter cuenta con un 4.

Donde los siete bancos españoles sacan matrícula de honor es en los derechos de los accionistas, asignatura en la que todos coinciden con una nota del 1. En prácticas de auditoría, las calificaciones son bastante dispares. El peor es CaixaBank, con un 10. El resto de los bancos comparten una nota de 5, menos BBVA que sobresale sobre todos, con un 1.

Y siguiendo con otra de las advertencias del BCE, la relativa al análisis de los modelos de negocio operando con bajos tipos de interés, la firma Mirabaud Securities España afirma que la banca podría continuar con su actividad y defenderse de los tipos de interés casi al 0% actuales endureciendo los diferenciales de crédito o rebajando la remuneración de los depósitos, llevándola hasta niveles negativos en el caso de las empresas. Una fórmula esta última barajada ya por otros expertos, pero de muy mala acogida por parte de las empresas. Lógico.

Una felicitación para Ángel Berges, vicepresidente de Analistas Financieros Internacionales (Afi). Berges ha sido nombrado miembro del Banking Stakeholders Group de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) por un periodo de dos años y medio. Dicho grupo tiene como cometido asesorar a la Autoridad Bancaria Europea (EBA en sus siglas en inglés) en el desarrollo de los estándares regulatorios y en la elaboración de guías y recomendaciones, siempre y cuando no se refieran a entidades específicas. Antes de acceder a este grupo de EBA, Berges fue durante cinco años miembro del grupo equivalente en la Autoridad Europea de Mercados de Valores (ESMA).

Por cierto, CC OO se ha enfadado con BBVA, algo raro porque sus relaciones suelen ser cordiales. El motivo, el cese de una empleada de Córdoba, quien al parecer apeló al código de conducta del banco para incumplir las exigencias de su jefe.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_