Destinos | Tendencias

‘Pancho’, coge la correa que nos vamos de vacaciones

Hoteles, casas turísticas y apartamentos que ofrecen facilidades para alojarse con mascotas.

‘Pancho’, coge la correa que nos vamos de vacaciones

Con la semana Santa a la vuelta de la esquina, son muchos los dueños de mascotas que se preguntan qué pueden hacer con sus animales estos días ¿Dejo a mi perro en una residencia? ¿Me quedo sin vacaciones por no saber a quién dejar al cuidado del gato? O, la opción seguramente más apetecible, ¿me lo llevo conmigo de viaje?

Esta última posibilidad es un poco más fácil últimamente, ya que hay cada vez más hoteles, y otros formatos de alojamiento, que permiten estancias con mascotas, sobre todo si hablamos de establecimientos de alta gama.

La cadena Meliá, por ejemplo, reserva la acogida de mascotas (hasta 9 kilos) para su marca ME. En concreto, los establecimientos de Londres, Milán, Mallorca, Ibiza, Miami, Madrid, Cancún y Los Cabos tienen un paquete que incluye kit de bienvenida (tarjeta de bienvenida, albornoz y zapatillas), cama, bol de comida y bebida, agua, chucherías, bolsas de recogida, juguete y chapa con el nombre de la mascota grabado antes de su salida. El precio es de 50 euros la noche.

Otro ejemplo es el Ritz, donde se atiende con especial mimo a mascotas de nueve kilos como máximo. Son recibidos en un rincón preparado con agua, comedero, chucherías y un cojín azulón con el logo del hotel. Es más, si saben el nombre de la mascota, las gobernantas se ocupan de reproducirlo con galletas sobre el cojín.

Cerca del 40% de los hospedajes rurales aceptan perros o gatos

Algunos hoteles de Barceló también aceptan este tipo de clientes. El Barceló Jerez Montecastillo & Convention Center cuenta incluso con un servicio de acompañamiento de mascotas por 75 euros el día.

Para que durante su estancia no haya sobresaltos, algunos hoteles exigen el cumplimiento de ciertas normas, como que se tengan las vacunas al día, la mascota vaya siempre atada, no permanezcan en zonas comunes, sea supervisada mientras se procede a la limpieza de la habitación o que se facilite un teléfono de contacto si el animal se queda solo en el cuarto. Es el caso de la cadena Fuerte Hoteles de Andalucía. Cobra por noche 10 euros y admite animales de menos de cinco kilos, aunque en fechas determinadas acepta animales de mayor tamaño.

Otros hoteles han elegido la opción contraria. Pese a que Ava Gardner se alojó en periodos de larga estancia durante diez años en el Intercontinental y lo hacía acompañada de sus dos perritos, esta fue la última vez que se admitieron animales y no se ha vuelto a hacer ninguna excepción, explican desde el hotel.

¿Y qué pasa si mi mascota no es pequeña? Ahí lo más fácil es optar por apartamentos o casa rural. De hecho, cerca del 40% de los alojamientos rurales (un 45% en el caso de alquilar la casa completa) admiten perros o gatos, una proporción que va en aumento.

La web Tuscasasrurales.com hizo recientemente una encuesta y han constatado que el 50% de propietarios de mascotas declara viajar con ellas cuando realiza turismo rural y casi un 30% elige su destino en función de si admiten mascotas. El perfil de este tipo de viajero es el de una persona entre 35 y 55 años, que vive en ciudades y suele viajar con su mascota durante el verano principalmente.

También el Barómetro del Turismo Rural de Clubural.com recoge que poder llevar a su mascota es uno de los servicios que más busca el viajero, ya que está en tercera posición (con el 15,48% de las búsquedas), tras alojamientos con piscina (que demanda el 19,99% de los viajeros) y las casas con servicios para ir con niños (el 16,1%).

Si preferimos un apartamento, buena parte de ellos nos aceptarán con nuestros acompañantes independientemente del tamaño, e incluso nos ofrecerán alguna ventaja. Es el caso de los alojamientos de Pierre & Vacances, que facilitan a sus clientes el pack Animal Doméstico, con bebedero, comida, bolsas, etc., y así no es necesario llevarse todo desde casa.

Pasajeros en tren, avión, autobús o coche

Mascotas

Ya sabemos dónde podemos dormir con el perro a nuestro lado, pero ¿cómo trasladarlo? El Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona recuerda que si nuestra mascota tiene un tamaño pequeño, podrá viajar tanto en tren como en avión, “siempre que vaya dentro de un transportín”. En este sentido, debe saber que en trenes AVE, por ejemplo, es necesario sacar un billete específico con un coste del 25% de la tarifa ordinaria.

En el caso del avión, cada compañía pone sus condiciones. Y si se desplaza en autocar, Avanza y Alsa permiten que viajen, pero siempre en sus maleteros y nunca en cabina.

Si el viaje se realiza en coche, no hay problema con el tamaño del animal de compañía, aunque sí que hay que tener en cuenta utilizar los sistemas de seguridad necesarios para que no interfieran en la conducción, advierten los veterinarios.

En función de las características de nuestra mascota, se pueden emplear arneses de seguridad, rejas separadoras para que el animal viaje en el maletero, o transportines. En este último caso, es importante asegurarnos de que están bien apoyados para evitar movimientos bruscos.