También renuncia a la 'operación Campamento'

Wanda comunica a Carmena que vende el Edificio España

El representante del grupo chino en España se reunió con la alcaldesa este domingo para confirmar la renuncia a la rehabilitación del inmueble

Wanda comunica a Carmena que vende el Edificio España

La esperada reunión entre Dalian Wanda y el Ayuntamiento de Madrid sobre la rehabilitación del Edificio España ya se ha producido. El domingo, Manuela Carmena, alcaldesa de la capital (Ahora Madrid) y Michael Qiao, el hombre fuerte en España del magnate Wang Jianlin, tuvieron un último encuentro de despedida. Como era de esperar, la cita tuvo un final amargo. El representante del inversor chino confirmó a la regidora lo evidente, que Wanda abandona las inversiones en la ciudad, según confirmaron ayer a Cinco Días fuentes municipales.

Adiós también a la ‘operación Campamento’

Wanda también renuncia a la operación Campamento, tal como adelantó este diario. Estaba previsto, como aseguraron fuentes del Gobierno de Mariano Rajoy y del Ejecutivo regional de Ignacio González (PP), que el magnate Wang Jianlin invertiría alrededor de 3.000 millones para desarrollar alrededor de dos millones de m2 en esa zona al sur de la capital, en terrenos del Ministerio de Defensa. Pero los precios del suelo y la difícil negociación a la que se veía abocado, provocaron que el magnate renunciara al proyecto. Por el contrario, el grupo chino anunciaba este fin de semana que se embarcaba en el proyecto parisino de Europa City, precisamente con una inversión de 3.000 millones.

A principios de febrero, Wanda encargó la venta del Edificio España a la consultora inmobiliaria JLL, debido a que no se había llegado a un acuerdo sobre la rehabilitación del histórico edificio, construido en los años cincuenta del pasado siglo. Aun así, la alcaldía mantenía una versión oficial en la que se decía que se esperaba todavía una respuesta a la última propuesta de la concejalía de Urbanismo, dirigida por José Manuel Calvo.

De hecho, desde que en el mercado inmobiliario se supo a principios de enero la renuncia de Wanda, los representantes municipales habían intentado reunirse con el máximo ejecutivo chino en España, sin conseguirlo. Ha sido más de un mes después cuando se ha producido la cita. Las evidencias señalaban en todo caso, una renuncia a la rehabilitación. Wanda, además de encargar la venta a JLL, ha ido despidiendo a los empleados que mantenía en la capital, ligados al proyecto, por lo que los técnicos municipales se han quedado sin interlocutores. En la actualidad, apenas queda un equipo de tres personas en la sede española, según fuentes del sector.

Este grupo chino, que controla también el 20% del Atlético de Madrid, pagó 265 millones al Santander por el rascacielos de la Plaza de España en 2014. En su interior estaba previsto que se construyese un hotel, locales comerciales y viviendas de lujo. Pero la comisión de patrimonio de Madrid, –en la que comparten responsabilidades el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid presidida por Cristina Cifuentes (PP)–, había obligado a mantener la fachada y los laterales del rascacielos, en contra del criterio de la empresa, que pretendía demoler la emblemática torre para reconstruirla de nuevo. Ahora se busca un comprador que sea capaz de retomar la inversión.