Factura un 5,7% más y reduce un 17% las pérdidas

Deoleo reduce su ebitda a la mitad por el precio del aceite

Una plantación de Deoleo.
Una plantación de Deoleo.

Deoleo cerró el año 2015 con una facturación de 817,3 millones de euros, lo que supone un aumento del 5,7% respecto a 2014. Pese a este aumento en las ventas, la compañía aceitera redujo su ebitda un 56,3%, hasta los 35,6 millones, debido a la volatilidad de los percios del aceite, especialmente en España e Italia.

Por su lado, el resultado del ejercicio fue de 61 millones de pérdidas, frente a los 74 millones en números rojos del ejercicio anterior. Este hecho supone un descenso en las pérdidas de 17%.

La empresa viene achacando a este problema el deterioro en los resultados en los últimos trimestes. En concreto, aduce que hay una "imposibilidad" de trasladar de manera inmediata la subida de precios al consumidor. Este hecho a deteriorado el margen bruto de la compañía.

Esta situación del negocio en España ha llevado, según la firma, a registrar en su balance un ajuste del valor de sus activos inmateriales de 33,9 millones de euros. Este ajuste no tendrá efecto en caja, pero ha afectado al resultado neto del ejercicio, que ha sido negativo en 61,3 millones de euros.

En cuanto a la deuda financiera neta, se ha situado en 524,9 millones de euros, prácticamente invariable respecto al trimestre anterior.

Los precios en España aumentaron notablemente durante el ejercicio, con subidas constantes desde el mes de abril hasta el mes de agosto y máximos históricos de 4,23€/kg para el Virgen Extra. "A pesar de las bajadas desde septiembre, en diciembre volvieron a subir", lamenta la compañía.

El grupo explica que esta situación ha generado un descenso del consumo de aceite de oliva en España del 7,7% con respecto al ejercicio anterior, con las marcas de la distribución avanzando hasta alcanzar una cuota de mercado del 68%.

En este contexto, en España, la fuerte actividad promocional de la primera mitad del año y el retraso en el traslado de las subidas de los costes de la materia prima a los precios a nuestros clientes ha llevado, además de a una caída de las ventas en el último trimestre, a generar unas pérdidas muy significativas en nuestro negocio.

En Italia, el negocio en 2015 se ha visto afectado por varias circunstancias: la escasez de la materia prima, la aparición de enfermedades en los olivos de determinadas zonas así como otras circunstancias, lo que ha provocado que el ya de por sí complicado ejercicio se viese afectado por cuestiones coyunturales. Este contexto ha supuesto una caída de cuota para la mayor parte de las marcas, en beneficio de las marcas de la distribución, que llegan ya al 24%. En el caso de las marcas de Deoleo la caída ha sido de 2,7 puntos porcentuales.

La compañía solo rescata entre sus mercados a Estados Unidos donde "el negocio continúa fuerte", pese a que en el último trimestre ha sufrido el impacto del incremento de precios en la materia prima y, adicionalmente, el euro se ha apreciado frente al dólar. Aun así, se han mantenido los volúmenes con respecto al año anterior y al presupuesto, con una subida en la facturación del 21% por el efecto de unos mayores precios de venta unitarios.

En otros Mercados Internacionales, la tendencia en la erosión de márgenes se ha acentuado en el último trimestre. Debido a los altos precios de transferencia, se han contraído los volúmenes. A esto se ha unido la mala situación económica en países como Brasil o Rusia, que han reducido sus importaciones.

La empresa matiza que se espera una recuperación para 2016, aunque la inercia negativa de los últimos meses de 2015 probablemente se mantendrá durante el primer trimestre de 2016.