Dice estar convencido de la venta de la filial británica O2

Alierta asegura que Telefónica está comprometida con el pago de dividendo en los próximos años

Mantiene el pago de un dividendo de 0,75 euros en efectivo para 2016 pero lo condiciona a la venta de O2

Amortizará un 1,5% de autocartera

última junta de accionistas de Telefónica
última junta de accionistas de Telefónica

César Alierta, presidente de Telefónica, ha asegurado hoy que Telefónica mantiene su compromiso para el pago de un dividendo de 0,75 euros en efectivo para este año, que supone una rentabilidad por dividendo cercana al 8%. 

En la conference call con inversores y analistas que ha seguido a la presentación de los resultados anuales, Alierta ha insistido en que Telefónica está comprometida a mantener la retribución al accionista en años venideros.

En este sentido, Telefónica ha confirmado la remuneración en efectivo al accionista en 2016. La operadora ha fijado el dividendo para este año en 0,75 euros por acción, la misma cifra que en 2015. Sin embargo, frente al del pasado año, la remuneración de este ejercicio será toda en efectivo siempre y cuando se cumpla una condición: el cierre de la venta de O2 en Reino Unido.

En este sentido, César Alierta ha asegurado que está convencido de que la Comisión Europea aprobará la venta de O2. En la conference call, el directivo ha dicho que Hutchison está comprometida en convencer a Bruselas de que el visto bueno a la transacción. 

Asimismo, dentro del plan de pago al accionistas, la operadora amortizará autocartera por un total del 1,5% del capital, una medida que propondrá a la junta general de este año, tal y como realizó el pasado año.

El pago del dividendo en efectivo en cualquier caso está asentado en la venta de su filial de telefonía móvil O2 en el Reino Unido. Telefónica acordó vender su filial a Hutchison valorada en 10.500 millones de libras (unos 13.300 millones de euros). Sin embargo, la operación debe ser aprobada por la Comisión Europea. El ejecutivo comunitario decidió en octubre analizar en profundidad la operación, lo que retrasa la aprobación. De momento, ha enviado ya una copia avanzada de las objeciones a Hutchison, que ya está trabajando en llegar a un acuerdo con Bruselas. El resto de operadoras también han presentado sus objeciones.

Telefónica ha anunciado un beneficio de 2.745 millones de euros en 2015, un 8,5% menos.