Declara 2.624 millones de endeudamiento, en línea con el ebitda

ACS mantiene el beneficio en 2015 y baja la deuda un 30%

Florentino Pérez, presidente de ACS.  Pablo Monge
Florentino Pérez, presidente de ACS. / Pablo Monge

La venta de activos de renovables en el primer trimestre de 2015 se ha dejado notar en las cuentas de ACS. El conglomerado que preside Florentino Pérez prácticamente ha calcado las ventas de 2014, con 34.925 millones y un alza del 0,1%. El ebitda, de 2.409 millones es un 5,6% más bajo ante la menor contribución del negocio energético (en términos comparables o sin contar los activos vendidos el ebitda habría subido un 3,6%). Y el beneficio neto marca un ascenso del 1,1%, hasta concluir el ejercicio con 725 millones de euros.

Más significativo que todo lo anterior parece el nuevo recorte de deuda, que se reduce un 30% hasta prácticamente empatar con el ebitda: ACS debe 2.624 millones, 1,09 veces el resultado bruto. La rebaja es del 72% si se miran los 9.334 millones de diciembre de 2011. La empresa ha podido atajar créditos una vez que los fondos generados por las operaciones suben un 144%, hasta rozar los 2.010 millones, y el capital circulante obtiene una mejora de 625 millones.

Desde la compañía se ha resaltado que el 83,2% de la cifra de negocio se genera fuera de España, con un avance en América del Norte que hace de ese mercado el gran motor de ventas, con el 40%. Europa aporta el 25% de la facturación; Australia, un 17%; los negocios en Asia suponen un 11%; Suramérica tiene un peso del 6% y África un 1%. Los contratos por ejecutar suman 67.072 millones, con un incremento del 5% y con una distribución muy pareja a la de las ventas.

Por divisiones, Construcción ha obtenido un beneficio de 304 millones (un 365 más) en buena parte gracias al tirón de la filial germana Hochtief; Servicios Industriales baja un 24%, de los 420 millones a los actuales 320 millones (sin contabilizar los activos de renovables el beneficio en 2015 prácticamente repetiría el de 2014), y Medio Ambiente pasa de los 72 millones de hace un año a unas ganancias de 73 millones en el ejercicio 2015.

El capítulo de inversiones netas se salda con 393 millones en positivo. que deriva de inversiones por 2.228 millones el año pasado frente a unas desinversiones de 1.835 millones. En ambos capítulos destaca el área de Construcción, con 1.028 millones invertidos –principalmente en maquinaria para los contratos de minería de Hochtief– frente a los 991 millones en venta de activos principalmente de la concesionaria Iridium.