La CNMC aprueba la nueva regulación de banda ancha

Telefónica deberá abrir su fibra a rivales para el 65% de la población

Un operador de Telefónica instala una conexión de fibra.
Un operador de Telefónica instala una conexión de fibra.

Tras muchos meses de polémicas, disputas y debate, y después de recibir los comentarios de la Comisión Europea y los ministerios de Industria y Economía, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado la medida definitiva para la regulación de los mercados mayoristas de banda ancha.

En un comunicado, el regulador explica que ha decidido mantener obligaciones diferenciadas para las redes de cobre y fibra óptica de Telefónica. Así, la CNMC ha ampliado la zona identificada como competitiva en redes de nueva generación (redes de fibra óptica hasta el hogar y redes de cable coaxial DOCSIS 3.0) a 66 municipios, que equivale al 35% de la población. En estos municipios existen un mínimo de 3 operadores desplegando simultáneamente redes de nueva generación. El alcance de esta zona se mantendrá fijo hasta la siguiente revisión del mercado.

Dado que en estos 66 municipios existe competencia suficiente en redes de nueva generación, no habrá obligaciones regulatorias sobre la red de fibra óptica de Telefónica. En el resto del territorio, Telefónica deberá tener disponible en el plazo de 18 meses una oferta mayorista de acceso virtual a su red de fibra óptica (NEBA local).

Con respecto al mercado de acceso indirecto a nivel residencial, la CNMC también ha ampliado el alcance de la zona competitiva hasta 758 centrales, lo que equivale a más de siete millones de líneas de banda ancha (el 58% del total de líneas en España). En esta zona competitiva, se eliminarán todas las obligaciones vigentes en materia de acceso indirecto en un plazo de 6 meses.

En la zona menos competitiva, que componen el resto de centrales (más de 8.000), la CNMC ha decidido mantener la obligación de ofrecer un acceso mayorista indirecto sobre la red de cobre y de fibra óptica de Telefónica sin el límite de velocidad de 30 Mbps actualmente aplicable (NEBA cobre y NEBA fibra).

En el ámbito empresarial, donde la CNMC asegura que hay un menor nivel de competencia, la autoridad reguladora ha establecido que se obligará a Telefónica a poner a disposición de los operadores alternativos una oferta mayorista de acceso indirecto sobre fibra y cobre para el sector empresarial (NEBA empresarial), que estará disponible en todo el territorio nacional.

El mercado de fibra en España cerró 2015 con 3,11 millones de líneas, casi el doble que a la conclusión del ejercicio anterior. De ellas, el 71,3% corresponde a Telefónica. Orange alcanzó los 806.000 líneas de fibra a final de 2015, mientras que las operadoras de cable, con su tecnología HFC, alcanzaron los 2,42 millones de conexiones.