La entidad gana 330 millones de euros en 2015, un 71,5% menos

Abanca estudia nuevas adquisiciones en España y fuera

La firma gallega había registrado el ejercicio anterior 500 millones en créditos fiscales

El crédito concedido creció un 4,1% el año pasado, y los créditos dudosos bajaron un 30%.

Santiago de Compostela
La cúpula directiva de Abanca, durante la presentación anual de resultados de 2015. De izquierda a derecha, Francisco Botas, Juan Carlos Escotet Rodríguez, Javier Etcheverría y Alberto de Francisco.
La cúpula directiva de Abanca, durante la presentación anual de resultados de 2015. De izquierda a derecha, Francisco Botas, Juan Carlos Escotet Rodríguez, Javier Etcheverría y Alberto de Francisco.

Abanca planea la posibilidad de llevar a cabo nuevas adquisiciones en España y en el extranjero, ya que considera que tiene “capacidad suficiente” para abrirse a otros mercados que le den una mayor rentabilidad.

Así lo ha expresado hoy en Santiago de Compostela el vicepresidente del banco, Juan Carlos Escotet, durante la presentación de resultados del ejercicio 2015. El banquero venezolano ha destacado que la composición de los márgenes y la caída del euríbor han traído malas consecuencias para el sector bancario español.

La entidad, que ha registrado un beneficio de 330 millones en 2015, estaría barajando compras en América donde, según Escotet, “está habiendo un margen de rentabilidad tremendo”, además de en otros países de “la periferia” de España.

Pese a que Abanca ha sufrido una caída del 71,5% en su beneficio respecto al año 2014, cuando recibió más de 500 millones en créditos fiscales, su vicepresidente se ha mostrado “muy satisfecho” con los resultados obtenidos y ha valorado el año como un ejercicio “en el que se consolida el proyecto de reestructuración” que han llevado a cabo.

La entidad, que a lo largo de 2015 ha implantado un nuevo modelo de oficina basado en mejoras tecnológicas y en la digitalización de sus procesos, sitúa su margen de rentabilidad en el 8,7%.

Según ha apuntado Escotet, el resultado del ejercicio se ha basado en cuatro pilares: crecimiento de los ingresos recurrentes gracias al relanzamiento de la actividad con pymes y familias; positiva evolución del margen comercial; mejoría de la calidad del crédito, y fortaleza de los ratios de capital.

En este sentido, el crédito a clientes creció un 4,1%, hasta los 24.738 millones, frente a los 23.759 del año anterior. Del mismo modo, en financiación, el total del volumen financiado aumentó un 52% en 2015.

Aunque con un margen de intereses menor al ejercicio anterior -se redujo de 559 millones de euros a 421 millones-, la entidad ha explicado que el foco principal en el que se pretenden centrar es en el margen comercial “teniendo en cuenta que nuestros clientes no tienen cláusulas suelo desde2013”. Este margen, que se ha incrementado desde los 351 millones hasta los 354, es el que, según su vicepresidente, permite sostener la caída en el margen de intereses.

En relación a la calidad del crédito, el saldo dudoso disminuyó un 30% en 2015 como consecuencia de las medidas de recuperación de impagos y de la reactivación económica. Ello ha permitido a la firma situar la tasa de mora en el 8,6%, por debajo de la media del sector en los últimos seis años. Además, Abanca se mantiene con un nivel de capitalización del 16%, lo que supone un exceso de solvencia de más de 1.500 millones de euros sobre el mínimo regulatorio.

En cuanto a la compra de Corporación Financiera Habana, el banco gallego ha asegurado hoy que se encuentra “en la fase final” y pendiente de aprobación por parte del Gobierno cubano para poder llevar a cabo la adquisición de la entidad.