Concede 588 millones en 2015

Bravo Capital eleva un 85% su financiación directa a pymes

Bravo Capital, que canaliza dinero de dos fondos estadounidenses hacia pymes españolas, concedió en 2015 588 millones de euros en préstamos directos y se propone crecer en 2016.

Bravo Capital, una de las firmas pioneras en la concesión de préstamos directos a empresas de mediano tamaño que han surgido en los últimos años para complementar la escasa financiación bancaria, reimpulsó su actividad el pasado ejercicio elevando en un 85,17% el volumen de préstamos concedidos respecto a 2014, su primer año de actividad.

Concretamente, Bravo Capital formalizó operaciones de présetamo por un total de 588 millones de euros durante 2015.

La firma, que canaliza el capital de los fondos estadounidenses Avenue Capital y JZ Capital, estudió el riesgo de un total de 2.726 operaciones propuestas por un importe total de 763,2 millones. Finalmente, tras analizar la viabilidad de las mismas y asesorar a sus clientse sobre el mix de financiación posible, el equipo de Bravo Capital aceptó el 88,19% de las peticiones. El importe total puesto a disposciión de su clientela ascendió a 681,4 millones de euros, si bien solo se dispusieron de 588 millones.

“Nuestro objetivo es ser el socio financiero completo que ayuda a las compañías a ser más eficientes y a que su negocio crezca”, explicaba ayer en un comunicado el director general de Bravo Capital, Jose Luis Villafranca. “Los datos de 2015 están demostrando que la financiación alternativa ha llegado para quedarse”, aseguraba Villafranca.

La firma, centrada en la financiación de capital circulante a través de préstamos directos (direct lending), ha comenzado a ofrecer también crédito a medio o largo plazo y a apoyar a sus más de 300 clientes en la emisión de bonos.

“Nuestra estrategia de crecimiento para este año pasa por estar al lado del cliente, para ello vamos a abrir oficinas en todas las regiones donde haya negocio de empresas”, avanza el director general de Bravo Capital.

La firma expone que el plazo medio de las operaciones se sitúa en torno a los 128 días. “La rapidez y la facilidad con la que estructuramos las operaciones es lo que más valoran nuestros clientes”, celebra Villafranca.