Los exigentes requisitos para abrir una franquicia de Paradores

Los exigentes requisitos para abrir una franquicia de Paradores

Un mínimo de cuatro estrellas, una ubicación alejada de la zona comercial, una atención al cliente preferencial, además de canon, royalties y comisiones. Estos son sólo algunos de los condicionantes que aseguran calidad en los establecimientos Paradores, aunque también dificultan el encontrar un franquiciado adecuado.

Paradores confirmó durante 2015 su apertura al modelo de franquicia. Repasando la sala de prensa de la institución tan sólo encontramos una apertura bajo este modelo hasta el momento, en Portugal. El parador Casa Da Insua, ubicado en Penalva Do Castelo, es el único nuevo establecimiento confirmado y en marcha. Hay, sin embargo, rumores de instituciones interesadas, aunque la mayoría de ellas fuera de España, en países como México o Macedonia. Pero, ¿qué requisitos son los necesarios para poder abrir una franquicia de Paradores?

En primer lugar, se buscan  socios que cuenten con un hotel  operativo de cuatro o más estrellas, en un entorno emblemático y con un edificio singular.

Además el hotel deberá tener su ubicación en un lugar que no se encuentre en la zona de influencia comercial de la red actual, por lo que será preciso estudiar la distancia que existe respecto al parador más cercano y los clientes a los que se dirigen este tipo de negocios. Preferentemente se requieren sitios de costa, lugar monumental o una gran urbe.

En caso de que el hotel pase a ser franquiciado de la red de paradores es preciso que se garanticen una serie de aspectos. Entre otras cosas deben proporcionar una oferta de restauración completa y permanente, atención al cliente diferencial, certificaciones y estándares de calidad y excelencia en la gestión y una oferta de servicios complementarios, como pueden ser campos de golf, salas para congresos, spa, etc. Para Paradores resulta necesario que existe un compromiso a largo plazo por parte del socio con el proyecto de franquicia.

  • Obligaciones del franquiciado

Las obligaciones del franquiciado serán dos básicamente, una de carácter operativo y otra económica.

En el caso de la primera, el franquiciado tendrá la obligación de operar en su establecimiento como si fuera un local de Paradores, con el propósito de que el cliente no perciba grandes diferencias entre los paradores propios y los que funcionan bajo el sistema de franquicia. Para ello se les facilitará todas las guías y manuales precisos para que garantice unos niveles de servicio similares a los que funcionan en los establecimientos propios.

En cuanto al compromiso económico del franquiciado, su obligación será abonar el canon para la puesta en funcionamiento del parador, además de unos royalties y unas comisiones durante el tiempo que permanezca abierto. A todo ello se le suman además las inversiones que sean necesarias para acondicionar las instalaciones y los gastos de conservación y mantenimiento. Las condiciones económicas se establecerán durante la fase de negociación con cada franquiciado.

Normas
Entra en EL PAÍS