La inmobiliaria estudia crecer mediante adquisiciones

Colonial repartirá dividendo por primera vez en una década

El beneficio neto de Colonial en 2015 llegó a los 37 millones de euros, un 121% más que el año anterior, y unos ingresos de 231 millones, un 6% más.

Desde la izquierda, Juan José Brugera, presidente de Colonial, y Pere Viñolas, consejero delegado.
Desde la izquierda, Juan José Brugera, presidente de Colonial, y Pere Viñolas, consejero delegado.

"Ha sido un buen ejercicio y excepcional en lo que respecto a la valoración que hacen los expertos de nuestra cartera”. Así valoró este lunes Juan José Brugera, presidente de Inmobiliaria Colonial, los resultados de la empresa, dedicada al alquiler de inmuebles de oficinas, en 2015. Destaca entre estos logros la revalorización de sus activos inmobiliarios, que han alcanzado un valor de 6.913 millones de euros, un 20% más que el año anterior. De ese porcentaje, el 16% corresponden a un aumento del valor de las propiedades y el 4% a los nuevos edificios adquiridos.

Dividendo

Rebaja el coste de la financiación

El ebitda de Colonial llegó en 2015 a los 178 millones de euros, un 11% más que en 2014. El grupo formalizó el pasado año contratos de alquiler por 163.000 m2, y tras emitir 1.750 millones de euros en bonos, rebajó su coste de financiación al 2,27%.

La compañía, según avanzó ante la prensa, tiene la intención de proponer a la junta de accionistas un reparto de dividendo de 0,015 céntimos por acción en 2016 con cargo al resultado del año pasado, lo que supondrá un reparto de 47 millones. “Será el primer dividendo desde 2006”, reconoció Brugera. La compañía fue adquirida por Luis Portillo en 2006. Tras el pinchazo por la burbuja del ladrillo, en 2007 los bancos acreedores tomaron la mayoría de la empresa. En 2014, tras una ampliación de capital, entraron nuevos accionistas, como el Grupo Villar Mir (que actualmente cuenta con el 15% de la sociedad), el fondo soberano de Catar (13%), el grupo Santo Domingo (7%) o Amura Capital (7%).

Colonial obtuvo en 2015 un resultado de 415 millones, de esos 37 millones corresponden a beneficio recurrente y el resto a la revalorización de los activos. Respecto a los ingresos obtenidos por las rentas de los alquileres, este enorme casero con propiedades en Madrid, Barcelona y París, ascendieron a 231 millones, un 6% más que en 2014.

Ocupación

También destaca la mejoría en la ocupación de los inmuebles de Colonial, ya que si en 2014 tenían alquilada el 85% de la superficie, un año después llegó al 94%. Entre estas mudanzas destaca la del edificio parisino In/Out, de la filial francesa SFL (controlada en un 53% por la catalana), que estaba vacío y actualmente lo ocupa la OCDE. Además, el inmueble llamado Cloud acaba de ser inaugurado con clientes como Facebook, BlaBlaCar y Exane. “Colonial recupera los parámetros históricos de ocupación, de más del 90%, ya que con la crisis cedió hasta el 80%”, aseguró Pere Viñolas, consejero delegado de inmobiliaria.

Además, el pasado año la empresa adquirió cuatro inmuebles en Madrid y uno en París, por valor de 362 millones, una cantidad similar a la prevista para 2016, según sus responsables. Estas nuevas inversiones serán fundamentalmente en sus tres mercados: Madrid, Barcelona y París.

Adquisiciones

Pero, además, Brugera adelantó que estudian adquisiciones de empresas rivales para seguir creciendo. “ Todos los días estudiamos posibles ofertas. Siempre estamos con la antena puesta”, avanzó. Incluso de compañías que operen en otras ciudades. “Si están en otros mercados, lo estudiamos también, pero no fuera de la zona euro”, reconoció.

“Hemos tenido un buen año en rentas, en ocupación, en beneficios, en revalorización de activos, en la calidad de la deuda y en la revalorización de las acciones. Es un año inmejorable”, apuntó Viñolas.