Se destinarán a los planes de recompra de acciones

Apple lanza una emisión de deuda de 10.000 millones

Parte serían ‘green-bonds’

Logotipo de Apple.
Logotipo de Apple. Reuters

Apple gana fuerza en los mercados de deuda. La compañía de la manzana prepara otra macroemisión de deuda por un importe de entre 10.00 y 12.000 millones de dólares (entre 8.980 y 10.700 millones de euros). Bank of America, Goldman Sachs, JP Morgan y Deutsche Bank participan como colocadores. Buena parte de estos fondos se destinarían a financiar los planes de recompra de acciones así como el pago de dividendos.

Según Financial Times, la colocación se realizará en diez tramos, con periodos de amortización entre dos y 30 años. La agencia Moody’s otorgó un rating de Aa1 a estas emisiones de deuda.

A su vez, según The Wall Street Journal, parte de la emisión de Apple correspondería a los conocidos green-bonds, un tipo de deuda que se destina habitualmente a proyectos relacionados con la ecología y la naturaleza. Estos bonos han ganado relevancia en los últimos años al ritmo de los proyectos vinculados a la lucha contra el cambio climático.

De ser así, sería la primera vez que Apple emite este tipo de deuda. En 2015, las colocaciones de green-bonds superaron los 42.000 millones de dólares en todo el mundo, según las estimaciones de Climate Bonds Initiative.

Con este movimiento, Apple volvería a sacudir los mercados de deuda. En el verano de 2013, la empresa de la manzana realizó la mayor emisión de deuda de la historia, por un importe de 17.000 millones de dólares. Gran parte de estos fondos fueron destinados a los planes de recompra de acciones de la compañía.

Desde entonces, Apple ha destinado un total de 153.000 millones de dólares a dividendos y recompras de acciones.

La empresa tiene una deuda financiera total de 53.000 millones de dólares, si bien tiene más de 215.000 millones entre liquidez y equivalentes, inversiones a corto plazo e inversiones a largo plazo. Buena parte de este dinero está en divisiones que Apple tiene repartidas por todo el mundo y que no ha repatriado a EE UU para no tener que pagar impuestos.