La cadena se lanza a la conquista de Dubai

Riu crecerá en Asia con un nuevo hotel cada dos años

Palma de Mallorca
Maqueta de las futuras Deira Islands, que acogerán el hotel de Riu en Dubai.
Maqueta de las futuras Deira Islands, que acogerán el hotel de Riu en Dubai.

La cadena hotelera Riu y la promotora inmobiliaria Nakheel firmaron ayer la joint venture por la que pondrán en marcha el primer resort todo incluido de Dubai. “La firma es el primer paso de nuestra relación y próximamente esperamos iniciar la construcción del proyecto para tenerlo listo entre 2018 y 2019”, aseguró ayer Luis Riu, consejero delegado de Riu, en un encuentro con CincoDías, en el que se mostró abierto a nuevos proyectos de la mano de Nakheel, tanto en Dubai como en otros países de Oriente Medio y Asia, pero sin un calendario predefinido por el momento. “Junto a nuestro socio iremos descubriendo a dónde ir”, afirmó.

La joint venture, participada en un 60% por Nakheel y en un 40% por Riu, se encargará de la construcción del hotel, que supondrá una inversión de 170 millones de dólares, 151 millones de euros. “Es un primer paso pero sí que hay visos de que esto se pueda convertir en una asociación más grande en el futuro”, afirmó Riu.

El futuro hotel de la cadena de origen mallorquín estará ubicado en una de las cuatro islas artificiales denominadas Deira, uno de los proyectos desarrollados en el país por Nakheel, junto a las icónicas Palm Jumeirah y The World. Un proyecto de ingeniería que permitirá a Dubai contar con 40 kilómetros de costa adicionales, de los que 21 estarán en primera línea de playa. Una zona que según destacó ayer Ali Rashid Lootah, presidente de la promotora inmobiliaria, “está a diez minutos del centro de Dubai y a 30 del aeropuerto de la ciudad”, y que tendrá junto al hotel un centro comercial con más de 5.000 tiendas. “Se combina todo para que el turista lo tenga todo al alcance de su mano y no tenga que perder el tiempo en desplazamientos”, aseguró Riu.

El futuro hotel, con categoría de cuatro estrellas y 750 habitaciones, será, además del más grande construido hasta la fecha por Nakheel, el único bajo la modalidad de todo incluido. “Es un modelo nuevo para ellos, que puede atraer tanto al público de Europa como al turista de Asia y Oriente Medio”, declaró Riu que reconoció que “es un modelo que se sale de lo convencional en la zona, un producto familiar y con una gran oferta de ocio en el que nosotros aportamos todo nuestro know how”.

El nuevo hotel marcará el desembarco de Riu en Oriente Medio. La cadena propiedad de la familia Riu cuenta con 100 establecimientos repartidos en 19 países y recientemente ha anunciado la adquisición de dos islotes en Maldivas para construir dos complejos hoteleros. Un proyecto en el que invertirá 140 millones de euros y que estará listo en 2018. Además, en julio de este año el grupo turístico abrirá su primer hotel en Sri Lanka.

Riu aseguró ayer que el objetivo de la cadena en Asia y Oriente Medio es “seguir creciendo en la zona pero a un velocidad más lenta que la registrada en América”. “Queremos contar cada año o dos años con un destino nuevo en la región”, afirmó. Así, tras las aperturas de Sri Lanka, Maldivas y Dubai no descarta otros países como Tailandia o Vietnam.

Una expansión en Asia que no supondrá una desaceleración en los mercados ya existentes para la empresa, donde, según afirmó el ejecutivo, se han volcado en los últimos años en importantes procesos de reformas.

Para 2016 Riu destinará unos 400 millones de euros a renovar los actuales hoteles, y realizará aperturas como la de Nueva York –que se producirá en marzo–, sin descartar nuevas aperturas en mercados como México o Cabo Verde. Luis Riu destacó además que este año “pinta muy bien tras un 2015 muy positivo para la industria turística”.

Más de 1.900 millones para Deira Island.

La promotora inmobiliaria Nakheel ha apostado por la expansión de la industria turística en Dubai. Así, planea abrir 10 establecimientos hoteleros, de los que uno acaba de ser inaugurado –un Ibis Styles de tres estrellas del grupo Accor– y otros seis ya han sido firmados. Juntos suman más de 3.000 habitaciones. La compañía pretende transformar el distrito de Deira Island en un futuro centro de referencia para el turismo y el ocio, con un importante peso de la oferta comercial.

“Es una localización única que nos permite crear un foco de atracción de turismo”, aseguró ayer Lootah, que destacó la apuesta estratégica que ha realizado el Gobierno de Dubai por el turismo, dentro de la que el país se ha marcado como objetivo alcanzar los 20 millones de visitantes en 2020, año en el que se celebrará la Exposición Universal en el emirato árabe, frente a los 14 millones que viajaron al país el año pasado, o los 12 millones de 2014. Por el momento, los principales mercados emisores de turistas a Dubai son Europa y Asia, y se está consolidando como un destino de turismo de compras gracias a una gran concentración de centros comerciales y tiendas de lujo.

Solo en los contratos de construcción, Nakheel ha destinado por el momento unos 2.200 millones de dólares, unos 1.970 millones de euros, para poner en marcha Deira Island.

La inmobiliaria Nakheel forma parte del conglomerado estatal Dubai World. En 2009 esquivó el impago de sus bonos con una moratoria pero se vio obligada a renegociar su deuda de 25.000 millones de dólares con la banca acreedora, un proceso en el que contó con la ayuda del Gobierno de Dubai, el segundo de los estados más ricos que conforman los Emiratos Árabes. La promotora tiene además de la rama hotelera una división inmobiliaria que trabaja en el desarrollo de 10.000 apartamentos y centros comerciales en Dubai, con los que busca darse a conocer entre un público más amplio. En un primer momento, fue conocida por The World, el complejo de islas artificiales para millonarios como la familia Beckham o Brad Pitt y Angelina Jollie.