La compañía crecerá en España gracias a las pymes

Arval integra la flota de GE en el mundo

Luc Soriau, director general de Arval en España.
Luc Soriau, director general de Arval en España.

Arval consolida las líneas de crecimiento que se había marcado, tanto en España como en el mundo. Y buena parte del impulso para esta compañía de renting y gestión de flotas del grupo BNP Paribas, viene de la integración de la compra del negocio de flotas de GE, con el que se hicieron el año pasado. Esta compra, que les ha consolidado como “primer operador de renting de Europa”, afirman en la compañía, representa asumir una flota de más de 160.000 vehículos en 12 países.

“España será de los primeros países europeos en terminar la integración de la nueva flota”, explica Luc Soriau, recién nombrado director general de Arval en España. La compra ha aportado a España una flota de 5.800 unidades, que se añadirán al actual parque de 75.000 unidades que manjea la compañía en el país. La integración se llevará a cabo a través del fondo de comercio de Arval y se mantendrá la flota, el personal así como la atención a la cartera de clientes, que son en su mayoría grandes corporaciones.

El acuerdo de absorción forma parte de una operación a nivel global por la que el socio estratégico de Arval en Norteamérica, que se llaman Element Financial Corporation, culmina también la compra de GE Capital en Estados Unidos, México, Australia y Nueva Zelanda. “Con estos movimientos fortalecen la alianza global de Arval y Element Financial Corporation, convirtiéndonos en líderes mundiales con más de tres millones de vehículos en 47 países”, detallaron desde la compañía.

Pese a que la cartera que gana Arval en España con la compra se refiere más a grandes empresas, la estrategia de la compañía está volcada en las pequeñas y medianas empresas. Son el pilar fundamental de su estrategia de crecimiento orgánico, sin contar el incremento a través de las compras.

Así, como explica Soriau, la empresa se ha marcado un objetivo de “crecimiento sostenido” para este año 2016. Aumentarán aproximadamente un 6% en volumen de flota, el mismo porcentaje de crecimiento que ya han registrado en 2015, según confirmó el director general. De esta forma, pasarán de gestionar las actuales 75.000 unidades a 80.000 vehículos, sin contar los cerca de 6.000 que añadirán cuando completen la integración. “Sólo este incremento de flota orgánico ya nos coloca a niveles de gestión y alquiler de vehículos de antes de la crisis, equivalentes a los que teníamos en 2007”, señaló el director general.

Estas previsiones de crecimiento suponen un impulso a la filial por encima de lo que crecerá el mercado. Aunque el sector del renting ya ha recuperado la senda ascendente, después de cinco años perdiendo vehículos de flota, en 2014 ya registró un crecimiento del 1% que en 2015, se ha disparado hasta el 10% deincrementos de flota.

Las estimaciones para este año apuntan a un crecimiento del 4%. “Se va a seguir manteniendo la tendencia positiva, lo que demuestra que España se está recuperando ya de la crisis”, afirman.

De esas 5.000 unidades que Arval prevé sumar a su flota total este año, entre 3.500 y 4.000 unidades vendrán del segmento de las pequeña y mediana empresa. Es el nicho de mercado donde existe más potencial de crecimiento, asumen desde el sector, puesto que la mayor parte de las grandes empresas ya utilizan este servicio de financiación para sus vehículos.

Arval cuenta ya con el 40% de su cartera de clientes en el segmento de las pymes, “lo que los sitúa en una posición de clara referencia en el mercado”, detallan. Para la compañía, la clave del crecimiento en este segmento la tiene el hecho de que hayan “simplificado el producto” para dirigirse a estas empresas. Arval cuenta con un concepto específico de renting para pymes, llamado Planes Evolution, un producto “a la medida, fácil de contratar, de utilizar y sin letra pequeña que busca facilitarles todas las gestiones”, afirman