La Fed prevé un sólido crecimiento en 2016

Yellen: los tipos negativos no están descartados

Presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen
Presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen REUTERS

La presidenta de la Reserva Federal (Fed) de EEUU, Janet Yellen, aseguró hoy que los tipos de interés negativos no están descartados si la economía sufre un abrupto frenazo, pero insistió en que las perspectivas son las de continuar el ajuste monetario.

“(Los tipos de interés negativos) no los descartaría” de posibles herramientas monetarias que adoptar, indicó Yellen en su segundo día de comparecencia en el Congreso estadounidense, ante las preguntas de los senadores del Comité Financiero.

“A la luz de las experiencia de países europeos y otros que han decidido irse a tipos negativos, estamos viendo esa posibilidad, porque queremos estar preparados en el caso de que necesitásemos aumentar la expansión”, agregó la presidenta de la Fed.

En los últimos meses, países como Suecia, Dinamarca, Japón o el Banco Central Europeo (BCE) han decido aplicar tipos de interés negativos con el objetivo de incentivar la economía en un momento de debilidad.

Mediante esta modalidad, los bancos centrales comienzan a cobrar intereses a los bancos privados por depositar fondos en sus arcas, al contrario de la situación normal, por la que las entidades reciben dinero por dejar allí parte de sus reservas.

La teoría económica indica que los tipos de interés negativos forzarían a los bancos a aumentar los préstamos para evitar pagar por sus depósitos, por lo que se considera una herramienta de estímulo monetario, pero algunos economistas dudan de su eficacia.

Ante la preocupación por una nueva recesión, especialmente tras las recientes caídas bursátiles, las dudas sobre la economía de China y el abrupto descenso de los precios del petróleo, Yellen reconoció que “siempre hay alguna posibilidad de una recesión”.

Pero, recalcó, las previsiones de la Fed mantienen un sólido crecimiento para EE UU, que cerró 2015 en un 2,4%, y que se espera sea similar para 2016.

El banco central subió en diciembre un cuarto de punto hasta el rango de entre el 0,25% y el 0,50% por primera vez los tipos de interés de referencia, algo que no ocurría en casi una década, como señal de la mejora económica en el país.

Yellen insistió hoy en la intención de proseguir con la senda de ajuste monetario en 2016 de manera “gradual” y en función de los indicadores económicos.

No obstante, los mercados, que hoy ahondaban sus caídas, descartan las cuatro alzas que anticipó la Fed a lo largo de este año, y apuestan como mucho por dos subidas de tipos debido a las sombrías perspectivas económicas mundiales.