La francesa presenta resultados por debajo de lo esperado

Société Génerale y UBI Banca arrastran a los bancos

Société Génerale y UBI Banca arrastran a los bancos

Los bancos europeos se llevan la peor parte de la sesión. En un entorno de nerviosismo, cualquier noticia desemboca en ventas en masa. Y así ha ocurrido hoy con los resultados de Société Génerale. A la decepción de los inversores tras la intervención ayer de Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal, se suma la presentación de resultados decepcionantes por parte de la francesa y también de la italiana UBI Banca.

Société pierde más de un 9% y la UBI Banca ha sido suspendida de cotización cuando caía cerca del 12%. Arrastra en su caída a otras entidades italianascomo Banco Popolare, que cede un 6%, Monte dei Paschi, que cae un 5%, Intesa se deja un 5% y Unicredit, el 4,9%.

Además, las pérdidas se expanden. Deutsche Bank, tras subir ayer un 10%, pierde hoy un 6%, y BNP Paribas se deja un 4,5%.

En España, Banco Popular cede un 5%, Santander se deja el 4,4% y CaixaBank, el 4,4%.

Société Génerale ganó 656 millones de euros en el cuarto trimestre de 2015, un 19,5% más pero por debajo de los 663 millones que esperaba la media de los analistas consultados por Reuters. Los ingresos del trimestre bajaron un 1,2% hastalos 6.050 millones de euros.En el conjunto de 2015 la entidad ganó un 50% más, hasta los 4.050 millones de euros. Unas cifras que, aunque han quedado por debajo de las previsiones, tampoco justificarían una caída del 10% en Bolsa.

También UBI Banca sufre una corrección de más del 10%. La italiana ha presentado sus cuentas anuales en un momento en el que vuelven las dudas sobre la solidez del sector financiero italiano y después de que el primer ministro  Matteo Renzi convenciera a Bruselas para librarse, al menos por ahora, de un 'rescate bancario a la española'. Habrá reestructuración, pero bajo un modelo propio.

En este entorno de desconfianza, UBI ha anunciado pérdidas de 45,2 millones de euros en el cuatro trimestre (frente a los números rojos de 576 millones del año pasado), aunque mayores de los 17,7 millones que preveían los analistas de Bloomberg.