Evita que cualquier programa ralentice tu PC con esta aplicación

Evita que cualquier programa ralentice tu PC con esta aplicación

Sea más o menos potente, cualquier ordenador tiene unos recursos limitados, y que deberían distribuirse entre los diferentes programas en ejecución de forma que cada cual tenga la prioridad que corresponde, pero sin suponer una lacra para el sistema en el aspecto más global. Y ese es el problema de algunos programas, que toman la máxima prioridad de rendimiento del procesador y, como resultado, producen ralentizaciones.

Controla qué programas consumen más recursos en cada momento, y limita su prioridad

De lo que se encarga esta aplicación es de controlar los recursos que consume cada tarea en ejecución -cada proceso-, es decir, cada programa que se está ejecutando. De esta manera, no sólo nos permite visualizar qué programas están consumiendo más recursos del mismo, sino que modifica la gestión 'estándar' del sistema operativo Windows para, de forma independiente reasignarlos en base a la prioridad de uso, pero siempre controlando que no se produzcan ralentizaciones.

Evita que cualquier programa ralentice tu PC con esta aplicación

La asignación de recursos de CPU, con máximos y minimos, para evitar ralentizaciones

Comprendido de una forma más simple, lo que hace Process Tamer es, en primer lugar, permitirnos establecer de forma manual la prioridad en el consumo de recursos para cada programa. Si estamos trabajando con Photoshop, por ejemplo, mientras escuchamos música en Spotify, entonces podremos dar la máxima prioridad a Photoshop sobre una prioridad normal, o incluso baja, al reproductor de música.

Y mientras tanto, otro de los puntos clave es que podemos ver el consumo de recursos de la CPU, en tiempo real, para cada programa, mientras que al lado de este dato vemos la media desde el arranque del ordenador. De esta forma es posible llevar control sobre los programas que más están ralentizando el rendimiento del ordenador y, en base a esto, aplicar reglas de asignación máxima y mínima de recursos. Por lo tanto, podemos conceder unos 'permisos máximos' para que ninguno de los programas pueda causar ralentizaciones.

Y aunque la configuración se puede dejar tal cual viene por defecto, lo que ya mejora el rendimiento del ordenador de forma automática, también podemos ajustar cada parámetro de los anteriormente mencionados de forma manual.

Normas