Cierra su embotelladora en Cataluña

Bacardi se va de España, cierra su planta y despide a 90 trabajadores

El comité de empresa afirma que la planta de Mollet (Barcelona) es "productiva y rentable

Bacardi se va de España, cierra su planta y despide a 90 trabajadores

Bacardí España ha anunciado esta semana la “interrupción” de las operaciones de producción y de embotellado en la planta de Mollet en los próximos meses, que afectará a 90 trabajadores, por cambios en las “necesidades” del mercado.

Según la empresa, Bacardí ha iniciado un proceso de consulta con los representantes sindicales de la plantilla para “analizar” los planes de la multinacional y poder llegar a un acuerdo.

La empresa, que explica que la medida también responde a una revisión “detallada” de la compañía a su actividad productiva, asegura que la propuesta no afecta a los empleados de Mollet que no realizan actividades de producción porque Bacardí España plantea “retener” a tres cuartas partes de la plantilla.

“Esta propuesta llega después de valorar todas las posibles alternativas, sabemos que afectará a personas que han estado al cuidado de la producción de nuestras marcas, pero es necesaria para el crecimiento futuro y la sostenibilidad del negocio de Bacardí en España”, explica la empresa.

El comité de empresa de Bacardí afirma que la planta de Mollet (Barcelona) es "productiva y rentable.  En un comunicado, ha remarcado que la empresa les comunicó el jueves su intención de cerrar las instalaciones productiva y de embotellado de Mollet, y trasladar la producción a Italia, lo que supone el despido de 82 personas de una plantilla de 260.

El comité de empresa ha defendido la productividad y rentabilidad de la planta, que abastece el mercado español, ha mostrado la sorpresa de los empleados y ha apostado por “mantener todos los puestos de trabajo y la viabilidad” de la fábrica. `

En este sentido, la empresa afirma que España sigue siendo uno de los “principales” mercados de la compañía y “reafirma” su continuidad en el país, mientras que la propuesta no afecta a los equipos comerciales y de mercadotecnia ni al centro de distribución, todos ubicados en Mollet.

Una vez que se haya alcanzado un acuerdo, explica la empresa, Bacardí “trabajará” con los empleados afectados para “ayudarles” a encontrar oportunidades de empleo “dentro y fuera” de la compañía, y les ofrecerá planes de compensación y servicios de reubicación.

La planta de Mollet fabrica el Ron Bacardi y el Martini y es la única planta embotelladora que la empresa tiene en España después de que la multinacional cerrara las instalaciones de Málaga en 2008.