Reclama respetar los objetivos de estabilidas

La Airef urge a aprobar un plan presupuestario para reducir el déficit

Escrivá avisa de que España tiene un déficit estructural del 2,5% del PIB que es necesario reducir

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), José Luis Escrivá
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), José Luis Escrivá

El déficit público de España se irá reduciendo por el efecto del ciclo económico. Así lo ha defendido hoy el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, José María Escrivá. Sin embargo, también ha alertado de que el sector público mantiene un déficit estructural del 2,5% del PIB. Ello significa que en una situación neutral (sin recesión ni expansión económica), la Administración gasta 27.000 millones más de los que ingresa.

Durante la clausura del XXIII Encuentro de Economía Pública celebrado en Ourense, Escrivá defendió que es preciso adoptar medidas que permitan reducir el déficit estructural. "Es necesario disponer de un plan presupuestario a medio plazo realista y creíble para cerrar la brecha fiscal estructural de alrededor de 2,5 puntos del PIB", señaló el presidente de la Airef. Se trata de un mensaje dirigido a la clase política y, especialmente, al futuro Gobierno.

Para Escrivá, la sostenibilidad de las cuentas públicas debería ser una de las prioridades del futuro Ejecutivo. La Airef opina que el cumplimiento de los objetivos de estabilidad es fundamental para que España logre credibilidad. Será el próximo marzo cuando se conocerán los datos de cierre de 2015 y todo apunta a que la Administración superó el límite de déficit del 4,2% fijado por Bruselas. La Comisión Europea reclama que el Gobierno aplique ajustes adicionales para que España cumpla por primera vez desde 2007 el Pacto de Estabilidad de la UE que exige mantener el déficit por debajo del umbral del 3% del PIB.

Escrivá alertó de que es preciso prestar "especial dedicación a los sectores con problemas más evidentes, como son la Seguridad Social y aquellas comunidades autónomas con mayores desviaciones sobre el objetivo". En este grupo se encuentran Cataluña, la Comunidad Valenciana o Murcia.

Reducir la deuda por debajo del 60% del PIB
La Ley de Estabilidad Presupuestaria que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy al inicio de la anterior legislatura contempla que la deuda pública se sitúe en el 60% del PIB en 2020. Se trata de un reto simplemente inalcanzable si se tiene en cuenta que hoy el nivel de pasivo roza el 100% del producto interior bruto español. Escrivá señaló que según las proyecciones realizadas por la Autoridad Fiscal y teniendo en cuenta una evolución razonable de la economía y los tipos de interés, la deuda no bajará al 60% del PIB hasta el año 2033. Incluso, el cumplimiento podría retrasarse hasta el 2041 si el escenario macroeconómico fuera menos favorable del previsto.