Las entidades mejor valoradas, las online

¿Qué motivos nos llevan (o llevarían) a cambiar de banco?

¿Qué motivos nos llevan (o llevarían) a cambiar de banco?

¿Antes éramos más fieles a una entidad bancaria? Ya sea por tradición familiar, por amistad con el trabajador de la sucursal, por proximidad o simplemente por la buena experiencia vivida con los servicios y gestiones de la entidad quizá se tiene esa sensación. Pero las cosas cambian, y aunque hay gente reticente a cambiar todas sus cuentas y demás productos de una entidad a otra, cada vez son más los que deciden buscar una entidad que le dé más y/o que al menos “les quite menos”.

Son precisamente esos motivos –entre otros- los que hacen que elijamos un banco frente a otro, según los datos del estudio “Comportamiento Financiero de los Particulares España 2015” elaborado por Inmark, en 2015 la proximidad (33,1%), la costumbre o tradición (24,5%), la recomendación (19,2%) y la domiciliación de una nómina (15,9%) son los que llevan al cliente a elegir su banco preferente.

¿Nos cuesta menos “coger nuestro dinero y marcharnos” a otra entidad? Es posible, quizá porque percibimos que las ventajas que nos dan son mayores, sobre todo en tiempos en los que las comisiones han sido “nuestro pan de cada día”.

  • Comisiones, tarjetas, intereses…

Las comisiones son clave, según el anterior estudio mencionado elaborado por Inmark, unas menores comisiones son las que motivarían en primer lugar establecer una nueva relación financiera (motivo que ha aumentado en importancia respecto al 2014, del 19,7% al 20,1%). Otras razones que motivan el cambio es el de las tarjetas gratuitas (7,4%), unos menores intereses en los préstamos (6%), una mayor facilidad para la concesión de crédito (5,2%) y la solidez, solvencia, honradez y seriedad de la entidad (4,8%) entre otros motivos.

La buena reputación de la entidad y la satisfacción que tengan los clientes es importante a la hora de decidir a qué banco me voy. La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) hizo en abril de 2015 una encuesta sobre la satisfacción de los clientes, resultando que las entidades más valoradas coincidían con las que tienen su negocio online más desarrollado y por lo tanto la banca a distancia tiene un mayor protagonismo, encabezando la lista ING Direct, Triodos Bank, EVO Banco, Caja Ingenieros y Uno-e –coincidiendo también con que son entidades que ofrecen sus productos y servicios casi exentos de comisiones-. Habrá que ver si con la comisión por el uso de cajeros, esta clasificación sigue igual o cambia.

Lo ideal es que todo cambio voluntario sea para mejorar. En este caso un cambio de entidad debería de estar motivado por mejoras en el servicio y costes. Y en este cambio las nuevas tecnologías están teniendo mucho que ver.

  • Un cambio de entidad no debería ser complicado

En muchas ocasiones es posible que el cambio no se llegue a consolidar debido a la percepción de la complejidad de la operación, supone una serie de gestiones, papeleos y acciones para las que quizá hay que tener más tiempo del que se tiene. Sin embargo, desde el portal Finanzas Para Todos impulsado por el Banco de España y la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) en su Plan de educación financiera señalan que “la nueva entidad debe ayudarle a realizar los trámites y a comunicar la decisión a la entidad antigua”. Además aconsejan no olvidar “comunicar el cambio de cuenta para la domiciliación de su nómina y de todos los recibos”, siendo aconsejable “no cerrar la cuenta antigua inmediatamente, sino mantenerla con algo de saldo por si llega algún cargo”.

  • Los millennials son de banca online

Toda una generación que ha hecho de las nuevas tecnologías su día a día, su medio de acción. Tanto que para ellos la banca online es de sus primeras opciones. Según un estudio que realizó Gemalto, compañía proveedora de soluciones móviles en el sector financiero, el 27% de los millennials (Generación Y, aquellos que han nacido entre 1985 y 1994) afirmaba no haber pisado nunca una sucursal de una entidad bancaria y el 62% afirmaba que utilizaba el servicio de banca online como mínimo una vez al mes a través de la tablet o del smartphone. De hecho, los millennials no se atan con ninguna entidad, afirmando que están dispuestos a cambiar de banco si este no dispone del servicio de banca online. Creen que no es necesaria la atención personal y que de este modo son más independientes en sus decisiones y tienen más poder y control sobre sus finanzas personales. Como curiosidad, CaixaBank ha lanzado recientemente ImaginBank, su entidad totalmente online creada para los millennials.

  • Cuidado con las ofertas “gancho”

Las entidades son muy competitivas y buscan captar clientes promocionando productos de forma muy atractiva, es decir, productos “gancho”. Es en estos casos, antes de un cambio es importante conocer muy bien las características y condiciones de estas promociones ya que es habitual por ejemplo que tengan un tiempo limitado o que exista un sinfín de condiciones para obtener los beneficios promocionados.