El Ebitda crece el 10,6%

Gas Natural Fenosa gana el 2,7% más con un avance del negocio

Una sede de Gas Natural en Madrid.
Una sede de Gas Natural en Madrid. Reuters

Gas Natural Fenosa registró un beneficio neto de 1.502 millones de euros en 2015, lo que supone un incremento del 2,7% respecto al año precedente, con lo que, aseguró la compañía, se cumplen los objetivos que se había marcado en el Plan Estratégico 2013-2015.

NATURGY 17,76 0,71%

Los resultado se vieron acompañados por una mejoría en el negocio. Así, la compañía elevó el resultado bruto de explotación (Ebitda) consolidado hasta los 5.376 millones, por encima de los 5.000 millones fijados en dicho plan. El Ebitda creció un 10,8% en términos interanuales, si bien dicho porcentaje queda en el 8,6% (5.264 millones de euros) tras la reexpresión de los estados financieros por el acuerdo alcanzado para la división de la chilena Gasco. A final del ejercicio, la deuda financiera se situó en tres veces Ebitda, ratio también alineada con los objetivos del plan finalizado.

La compañía asegura que mantiene su "sólida" política de retribución al accionista en efectivo y destinará 933 millones a dividendos con cargo a los resultados del 2015 (0,9328 euros por acción), el 2,7% más. El 'pay out' se sitúa en el 62,1%, cumpliendo también el objetivo marcado en el Plan Estratégico.

El pasado 18 de diciembre Gas Natural Fenosa, que mantiene una participación de control a través de CGE del 56,62% en la sociedad chilena Gasco, anunció que ha firmado un acuerdo con la Familia Pérez Cruz para la división de esta empresa en dos: una dedicada al negocio del gas natural que permanecerá bajo el control de Gas Natural Fenosa, y la otra al negocio del gas licuado del petróleo, en la que Pérez Cruz adquirirá el control. Una vez materializada la división, cada una de las partes lanzará una oferta pública de adquisición de acciones para adquirir el control o incrementar su participación hasta un máximo del 100%, en su sociedad, con el fin de desarrollar su propio proyecto independiente. Ambas partes se han comprometido a acudir con sus participaciones a la oferta pública.

Por este motivo, Gas Natural ha reexpresado sus estados financieros para reflejar la discontinuidad de este negocio, al considerar que se trata de una operación interrumpida. Por ello, el EBITDA consolidado se ha reducido en 112 millones en 2015 y otros ocho en 2014 hasta 5.264 y 4.845 millones, respectivamente. Por otro lado, la deuda neta a 31 de diciembre de 2015 se ha reducido en €315 millones.