Vestas, Airbus y Deutsche Telekom, entre las favoritas

Las mejores opciones de inversión en Bolsa europea

Los analistas destacan algunas firmas que podrían tener un buen rendimiento este año

Las acciones han caído tanto que algunas empresas tienen valoraciones muy atractivas

Las mejores opciones de inversión en Bolsa europea

El miedo que ha ido calando entre los inversores este mes de enero ha teñido de rojo los parqués del Viejo Continente, pero precisamente la oleada de ventas deja un gran potencial en la renta variable europea. “Nos parece oportuno apostar por los mercados donde las valoraciones son razonables y donde el potencial de apreciación de los resultados está todavía presente, es decir, en los mercados europeos y en el japonés”, opinan desde Lázard Frères Gestión. Así, los analistas también ponen el foco en algunas compañías europeas para las que prevén un gran crecimiento durante los próximos meses.


1. Volkswagen

El escándalo de las emisiones de la automovilística alemana parece estar diluyéndose lentamente, lo que debería provocar que los inversores volvieran a fijarse en los fundamentales de una de las compañías más fuertes de la industria, con una valoración muy barata. Es lo que opinan los analistas de Saxo Bank, que incluyen a la empresa en la lista de sus valores más atractivos. Sin embargo, otros expertos aseguran que sigue siendo una compañía de “riesgo máximo” dentro del sector del automóvil. “Tiene el problema de las posibles indemnizaciones, juicios en EEUU... ese va a ser un tema que va a seguir coleando durante mucho tiempo”, señala Nicolás López, de MGValores.


2. Vestas

La compañía danesa dedicada a la fabricación y venta de aerogeneradores es otro de los valores que más interés genera entre las Bolsas europeas. Vestas, que ha tenido el mayor crecimiento “en muchos años” en lo que respecta al servicio post-venta y la venta de turbinas, cuenta, según Saxo Bank, con “una cartera de pedidos récord, una valoración atractiva dadas las perspectivas y el apoyo masivo del Gobierno a la industria de las renovables”.

Aunque este tipo de empresas tienen un perfil de riesgo alto por la volatilidad existente en Bolsa, dado que el mercado está descontando fuertes crecimientos, es una compañía que se perfila como una buena opción para invertir a largo plazo.


3. Deutsche telekom

Otra de las grandes apuestas de los analistas son las telecos europeas, entre las que destaca Deutsche Telekom. La compañía, que no está tan expuesta a los emergentes, no se ve por tanto tan golpeada por los problemas económicos que atraviesan algunos de estos países y “está en pleno proceso de consolidación”, explica el experto de MGValores. López considera, además, que el negocio de la teleco les está aportando un “buen dividendo”.


4. Airbus

El consorcio europeo Airbus se perfila como otro de los valores a tener en cuenta para invertir en este 2016. La compañía, que venderá a la aerolínea estatal iraní (Iran Air) un total de 114 aviones en un pedido que incluye tanto aeronaves de segunda mano como nuevas, se encuentra dentro de la cartera de valores europeos de Self Bank. Según Victoria Torre, la responsable de análisis de la firma, Airbus supera a Boeing y ha logrado una cifra de pedidos netos en 2015 de 1.007 aeronaves (239 pedidos más), pese a que en entregas Boeing se situara por delante. Airbus guarda un potencial del 26% según Bloomberg.

Otras opciones en fondos, renta fija y divisas

Hay vida más allá de la Bolsa, y entre las mejores ideas de inversión que están presentando las casas de análisis estos últimos días, se cuelan también la renta fija y las inversiones a través de fondos. Asimismo, hay quien encuentra valor en algunas divisas.

Bonos de alta calidad: Dadas las bajas rentabilidades en la renta fija, Gesconsult cree que los inversores deben ser selectivos y apostar por la liquidez, las duraciones cortas y la alta calidad en los bonos. “Las oportunidades en este mercado las encuentran en deuda subordinada bancaria, bonos de cupón flotante (en dólar y en euro) y en la deuda corporativa no vinculada con la energía o las materias primas”. También consideran que pueden ser interesantes los bonos high yield de empresas europeas, aunque muestran especial cautela en este activo porque les preocupa “la liquidez y las bajas tasas de impago actuales. La coyuntura pasada ha sido beneficiosa para estas emisiones, pero el empeoramiento de las condiciones económicas y factores como la caída del crudo puede disparar esa tasa de default que, en estos momentos, se sitúa por debajo del 3%”, advierte David Ardura, subdirector de gestión de Gesconsult.

Fondos mixtos: Los fondos de inversión cada vez son más populares entre los inversores, pero en un universo tan amplio y teniendo en cuenta el convulso inicio de año en los mercados, las principales gestoras se decantan sobre todo por los fondos mixtos que combinan liquidez y Bolsa, y también de retorno absoluto, especialmente los ligados a la renta variable, dado que sigue siendo el activo donde se esperan mayores rentabilidades en los próximos meses gracias, principalmente, a la sostenida recuperación económica y el apoyo de los bancos centrales.

Yen: La moneda japonesa se configura como una de las divisas más fuertes para este periodo de convulsión. Analistas como Rubén López, de XTB, aseguran que el yen se ha convertido en “la moneda refugio” en un entorno marcado por las turbulencias económicas y políticas. “Nos gusta pensar en el yen porque el verano pasado, que hubo también bastantes agitaciones en los mercados, demostró ser la divisa más fuerte y, ahora, está volviéndose a comportar bien”, señala el experto.