Les permitirá fichar hasta resolver sus recursos

La FIFA concede la cautelar a Atlético y Real Madrid

Ambos clubes habían reclamado la suspensión cautelar de la sanción que les impide fichar por la inscripción de jugadores extranjeros menores de edad.

 El delantero francés del Atlético de Madrid Antoine Griezmann celebra el gol marcado ante el Celta de Vigo, el primero del equipo, durante el partido de los cuartos de final de la Copa del Rey disputaron en el estadio Vicente Calderón. EFEVíctor Lerena
El delantero francés del Atlético de Madrid Antoine Griezmann celebra el gol marcado ante el Celta de Vigo, el primero del equipo, durante el partido de los cuartos de final de la Copa del Rey disputaron en el estadio Vicente Calderón. EFE/Víctor Lerena EFE

La FIFA ha concecido la suspensión cautelar de la sanción que impuso a Atlético y Real Madrid, y que les impedía fichar nuevos futbolistas a partir del próximo verano. Ambos clubes han confirmado la decisión en sendos comunicados en sus respectivas páginas web.

Esta decisión conlleva que tanto Atlético como Real Madrid puedan fichar con normalidad, al menos, hasta que la FIFA resuelva de forma definitiva los recursos presentados ante la sanción. Si esa resolución se produjese antes del inicio de la ventana de fichajes de verano, la restricción de nuevos fichajes ya sería efectiva.

El 14 de enero, la FIFA castigó a ambos clubes sin poder inscribir nuevos jugadores en todas sus categorías, en los periodos de traspasos de verano de 2016 y enero de 2017, al incumplir la normativa de incorporación de jugadores extranjeros menores de edad. La FIFA especifica en el artículo 19 de su reglamento que "las transferencias internacionales de jugadores sólo se permiten cuando el jugador tiene más de 18 años", salvo en tres excepciones: que los padres de los jugadores también se trasladen al país del club "por razones no ligadas al fútbol"; que el jugador proceda de un país de la Unión Europea y tenga entre 16 y 18 años; y que el jugador resida a un máximo de 50 kilómetros de la frontera de su país natal.

Además de la sanción deportiva, la FIFA multó con 900.000 francos suizos (820.000 euros al cambio actual) al Atlético de Madrid, y con 360.000 (330.000 euros) al Real Madrid. Ambos clubes defendieron la legalidad de sus actuaciones, y anunciaron la imposición de sendos recursos que ya están en poder de la FIFA.