El beneficio cae el 18,5%

Samsung se resiente por las ventas de smartphones

Portátil de Samsung.
Portátil de Samsung. REUTERS

Samsung Electronics anunció hoy un beneficio neto de 19 billones de wones (14.392 millones de euros) para 2015, un 18,53% menos que el año anterior debido al descenso de las ventas de smartphones y de chips.  El beneficio operativo del gigante tecnológico ascendió a 26,4 billones de wones (19.998 millones de euros), un 5,55% más que el año precedente.

En cambio, sus ventas retrocedieron un 2,7% hasta los 200,6 billones de wones (151.946 millones de euros), según los resultados publicados hoy por la compañía surcoreana. Los resultados anuales de Samsung se han visto lastrados por un cuarto trimestre de 2015 especialmente negativo, en el que el beneficio neto de la compañía se hundió un 39,7% interanual hasta los 5,34 billones de wones (4.049 millones).

Esta caída se debe sobre todo a la baja demanda para sus teléfonos inteligentes de alta gama, así como a la caída de los precios de los microchips por el incremento de la competencia en el sector, según señalaron analistas surcoreanos.

La compañía, por su parte, explicó que el descenso global de las ventas de ordenadores personales ha perjudicado a su rama de semiconductores, aunque destacó que la “solidez” de sus áreas de teléfonos móviles y de servidores compensó dicha caída, en un comunicado.

Entre octubre y diciembre del año pasado, su facturación por ventas creció un 1,11% hasta los 53,3 billones de wones (40.429 millones). Asimismo, su beneficio operativo avanzó un 16,15%, hasta 6,14 billones de wones (4.657 millones de euros). El negocio de telefonía móvil de Samsung, que le aporta aproximadamente la mitad de sus ingresos totales, registró un beneficio neto de 2,23 billones de wones (1.691 millones de euros) en el cuarto trimestre del año, un 13% más que el año anterior.

La rentabilidad del fabricante surcoreano ha resultado perjudicada por el aumento de fabricantes chinos de smartphones con precios más competitivos, así como por la mayor fracción de mercado que ocupan los teléfonos móviles de baja gama, según los analistas locales.