El aumento de la demanda y la llegada de inversores propician la primera subida desde 2007

La recuperación llega al alquiler con una subida de rentas del 3,6%

La recuperación llega al alquiler con una subida de rentas del 3,6% Ampliar foto

Al comienzo de la crisis económica, el alquiler de vivienda se convirtió en la opción más demandada por aquellos que no podían permitirse comprar casa, bien por su situación personal, o bien por el cerrojazo que impuso la coyuntura al crédito. A ese perfil del denominado inquilino por obligación, se ha ido sumando lentamente el del inquilino por convicción, ciudadanos que pudiendo adquirir un piso, optan por ser arrendatarios ante su negativa a contraer una deuda (hipoteca) por más de 20 años.

Y conforme se ha ido despejando el corto y medio plazo, se ha acelerado la creación de empleo y ha regresado la financiación, a esas dos clases de inquilinos se les ha sumado la del comprador de vivienda que busca casa para después alquilarla. Los hay, incluso, que siendo inquilinos consiguen ahorrar para comprar una vivienda y cuando la han adquirido, deciden arrendarla y seguir ellos como arrendatarios. Son las distintas opciones que facilita el alquiler como inversión.

Las cifras, además, empiezan a demostrar que este mercado puede encontrarse ante uno de los mejores momentos de su historia reciente. El portal de internet Fotocasa.es acaba de publicar su informe anual sobre rentas en el que concluye que durante el pasado ejercicio el precio medio de la vivienda en alquiler se incrementó un 3,6%. Se trata de la primera subida anual del índice desde 2007 y la más elevada desde la misma fecha que es cuando arranca la serie histórica que elabora este portal.

Para los responsables de esta empresa, el incremento de las rentas es consecuencia de la explosión que ha experimentado el sector y del cambio de mentalidad producido a favor del alquiler. “Además, las altas rentabilidades que ofrece este mercado, un 5% según nuestros datos, ha llevado a muchos inversores a comprar vivienda para ponerla en alquiler”, explica Beatriz Toribio, responsable de Estudios de Fotocasa.es.

Por comunidades autónomas, solo el País Vasco registró un leve descenso del precio de los alquileres, del 0,3%. En cambio, en Cataluña, donde se concentra buena parte de la demanda, las rentas se dispararon el año pasado nada menos que un 10,7%.

  • Rentabilidad del arrendamiento

Sobre rentabilidades, Idealista también acaba de publicar un estudio en el que estima que la inversión inmobiliaria, en cualquiera de los productos analizados, ofreció a finales de 2015 unas tasas de rentabilidad superiores a las que se registraban un año antes, a excepción de las oficinas. Unas ganancias que, en el peor de los casos, duplican las ofrecidas por el bono a 10 años (1,7%). Para calcular la rentabilidad bruta media del alquiler de vivienda, Idealista divide el precio medio de venta de las casas por metro cuadrado entre la renta media que solicitan los propietarios. En el sector residencial este cálculo da como resultado una ganancia bruta del 5,5%, por encima del 5,3% con que cerró 2014.

Asimismo, analiza las rentabilidades que brindan otros productos, como los locales comerciales, que con un 7,3% de promedio son las inversiones más rentables, seguidas de las oficinas, con un 6,6% (el año pasado fue del 6,7%).

En cambio, los garajes fueron un año más los activos que ofrecieron una menor ganancia, con un 4,4%; si bien esta cifra representa un avance considerable respecto a la rentabilidad obtenida un año antes (3,6%). De nuevo, tal y como es habitual en este sector, las rentabilidades pueden variar ostensiblemente, según el territorio.

Así, Lérida es la ciudad más rentable para alquilar casa, ya que la ganancia media bruta que obtiene el casero asciende al 7,9%. Le siguen Las Palmas (6,4%), Palma de Mallorca (6,2%), Alicante (6%) y Huelva (5,9%). La rentabilidad de Barcelona se situó en el 5,4%, una décima superior a la de Madrid, del 5,3%. Orense, con apenas el 3,4%, y San Sebastián y La Coruña, con el 3,6% son las ciudades menos rentables para arrendar un piso.