Protagonistas en el mercado de capitales

Más competitividad y liquidez con la vuelta de bancos extranjeros

Crédit Agricole vislumbra un panorama difícil en el mercado de préstamos sindicados.

Sentados: Javier Álvarez-Rendueles, Ignacio Sánchez de Lamadrid y Pablo Lladó. De Pie: Diego Santacreu, José Luis Carranza, Alfonso Pérez Carrascosa, Guillermo Bergareche, Carlos Ballesteros, Alberto García Magdalena y Avelino Abellás.rn
Sentados: Javier Álvarez-Rendueles, Ignacio Sánchez de Lamadrid y Pablo Lladó. De Pie: Diego Santacreu, José Luis Carranza, Alfonso Pérez Carrascosa, Guillermo Bergareche, Carlos Ballesteros, Alberto García Magdalena y Avelino Abellás.

Crédit Agricole señala para 2016 la vuelta de los bancos extranjeros que abandonaron España durante los años de crisis, lo que producirá una “mayor liquidez y competitividad en el mercado”. Y vislumbra un panorama difícil en el mercado de préstamos sindicados.

“La mayoría de las compañías han aprovechado, de forma muy inteligente, la bonanza de 2015 para refinanciar su deuda. Por ellos, creemos que habrá poco volumen de operaciones, aunque no descartamos movimientos corporativos que produzcan grandes operaciones de forma puntal”, indica Javier Álvarez-Rendueles, director de préstamos sindicados.

Respecto al año pasado, Álvarez-Rendueles destaca el incremento de las operaciones de refinanciación con plazos de hasta cinco años y el regreso a los mercados de las compañías aprovechando la financiación más barata de la historia.

Así, “los forward start facilities (que asegura el acceso al crédito en el futuro) que tuvieron su auge durante la crisis han desaparecido”, apunta. Y en el caso de los aseguramientos, opina que serán requeridos en las adquisiciones o préstamos puentes para emisiones de bono.

En cuanto a bonos,las operaciones estrella en 2015 fueron el primer bono social del ICO, las cédulas hipotecarias social de Kutxa y las emisiones de capital híbrido de Repsol, resume Pablo Lladó, director general de mercado de capitales de Crédit Agricole. "Este año veremos nuevos emisores en el mercado de capitales, entidades más pequeñas", añade.

"2016 será un mercado de ventanas, los emisores aprovecharán los huecos de liquidez para realizar sus colocaciones. Necesitamos un Gobierno creíble para atraer inversores extranjeros. Prueba de ello es que la última subasta del Tesoro no ha salido tan bien como esperaban, pronostica Lladó.