BNP Paribas Wealth Management diseña una guía para inversores

Diez ideas de inversión para afrontar la volatilidad

Estrategias de inversión en el escenario actual.
Estrategias de inversión en el escenario actual.

Ante el complicado inicio de año en los mercados, los inversores pueden andar algo despistados a la hora de decidir por qué activos apostar. Así, a modo de guía, BNP Paribas Wealth Management selecciona diez temáticas de inversión para aprovechar las nuevas tendencias que marca el mercado en un escenario de recuperación del crecimiento económico, bajos tipos de interés y estabilización de algunos países emergentes y las materias primas, según maneja la firma. La directora de inversiones, Silvia García-Castaño, que se muestra positiva en renta variable “incluso con la corrección”, asegura no obstante que “hay que ser muy selectivos en la composición de las carteras”.

Así, en un entorno como el actual, donde la volatilidad es protagonista día sí día también, BNP Paribas ofrece soluciones para tanto para los perfiles que buscan ingresos estables como para aquellos dispuestos a asumir más riesgos invirtiendo en productos más dinámicos o novedosos.

1. Bonos convertibles y corporativos ‘high yield’. Dentro de la renta fija, y con unas buenas expectativas de solvencia de las compañías, la inversión en este tipo de bonos “puede generar un buen retorno, por encima del bono convencional”, apunta García-Castaño, que apuesta especialmente por los bonos europeos y de corta duración para evitar el momento en el que se estabilicen las materias primas y suba la inflación.

2. Empresas con dividendos crecientes. A los inversores más conservadores que quieran aproximarse al mundo de la renta variable, BNP Paribas recomienda las empresas con dividendos estables y crecientes. A su juicio, deben ser compañías sostenibles, competitivas y líderes de su sector. Un segmento interesante son los REITs europeos o valores inmobiliarios cotizados, obligados a repartir la mayor parte de sus beneficios anuales. En España, García-Castaño comenta que “en función de los tipos de interés habrá oportunidades para en entrar en algunas Socimis”.

3.Gestión flexible. La firma francesa ve oportunidades en fondos alternativos UCITs, especialmente con estrategias “long/short equity” y global “macro”, que son menos sensibles a las subidas de tipos y tratan de beneficiarse de las tendencias globales en los activos, por lo que ofrecen un atractivo rendimiento potencial en un entorno donde hay una gran dispersión sectorial. Eso sí, García-Castaño aconseja fondos “consolidados, solventes y líquidos”.

4. Valores cíclicos y ‘value’. Para perfiles algo más arriesgados, una estrategia de inversión para aprovechar la recuperación de la zona euro y el aumento de la confianza es la combinación de valores de calidad tanto de sectores que lo han hecho bien (cíclico) como de los que se han comportado algo peor (energético). “Las acciones ‘value’ también salen beneficiadas de esta situación. Las malas rentabilidades deberían finalizar y su ventaja relativa debería ser significativa dada sus bajas valoraciones”, dice la firma.

5. Mercados emergentes. “Es pronto para apostar por los emergentes, pero hay ideas con valor”, afirma García-Castaño. Destaca aquellas economías que se benefician de la caída de las materias primas, como los países importadores de crudo, y pone el foco en países con estabilidad política y un “escenario sólido y estable”, como por ejemplo India, Asia nordeste y Europa del Este. El horizonte de inversión lo fija en cinco años y “de forma selectiva”.

6. Japón. Dentro del país, donde se observa una mejora del consumo y de las expotaciones gracias a la debilidad del yen, optar por compañías especializadas susceptibles de aumentar sus programas de recompra de acciones, dado que el rendimiento sobre los fondos propios (ROE) es probable que aumenten.

7. Innovación digital. Como novedad, BNPParibas opta por posicionarse, a través de fondos de inversión, en compañías ligadas a la ciber-seguridad, la robótica, el e-commerce y el cloud computing, sectores en los que el crecimiento va a ser superior a la media. La firma insiste aquí en la diversificación “porque la tecnología tiene muchos riesgos”.

8. Sobrevivir a la ‘economía Uber’. Identificar sectores y compañías que no sufran de la caída de precios por la aparición de nuevos competidores en un entorno que a veces está menos regulado. Apuesta por los sectores farmacéutico, los blue chips tecnológicos, los bienes de lujo o consumo básico.

9. Compañías en transformación. Se trata de encontrar compañías que en cualquier sector y entorno sean capaces de adaptarse a los cambios. “Nos gustan las historias de reestructuración, de estrategias expansivas”, señala García-Castaño. Aquí, apuesta por “no discriminar en sectores y valores”. ra perfiles más arriesgados, una estrategia puro a Atenas. sectorial.

10. Valores socialmente responsables. Hay empresas comprometidas con el cambio climático y BNP Paribas ve nichos dentro de la renta variable donde se pueden encontrar rendimientos a largo plazo, como las compañías ligadas a las energías renovables o el almacenamiento. Los principales riesgos aquí son los cambios imprevistos en las políticas, las dudas que se pueden generar entre los inversores y la tentación de rotar hacia activos de menor riesgo.