Alain Dehaze, consejero delegado del grupo Adecco

“España debe atraer a su diáspora para ser competitiva”

"Francia debería imitar las reformas estructurales que ha hecho España para crecer más”

"Las medidas que ha tomado España harán que el desempleo siga bajando”

“España debe atraer a su diáspora para ser competitiva”

Alain Dehaze (Tournai, Bélgica, 1963) es consejero delegado del grupo Adecco desde septiembre del año pasado. Concede esta entrevista en Davos, la pequeña ciudad suiza en la que se ha celebrado hasta este fin de semana el Foro Económico Mundial, evento en el que el belga ha participado. La localidad alpina ha sido también el escenario elegido por Dehaze para presentar la tercera edición del informe sobre competitividad que desde hace tres años elabora su compañía.

 Pregunta. ¿Qué podemos esperar de 2016 en términos de empleo?

Respuesta. En la Eurozona tendremos una modesta aceleración del crecimiento, imprescindible para la creación de empleo, del 1,5% al 1,7%, arrastrados principalmente por Francia, que pasará de un crecimiento del 1% en 2015 a 1,4%. Respecto a España, yo felicitaría al Gobierno porque ha tomado medidas drásticas en el mercado laboral. Se han reducido los costes laborales entre un 14% y un 17%, lo que ha hecho que el país gane atractivo internacional y sea más competitivo. El desempleo ha bajado, también el de los jóvenes, aunque todavía sigue en el 47,5%. Creemos que esta tendencia tendrá continuidad gracias a las reformas de los últimos años.

“Muchas vacantes no se lograrán cubrir”

“Se da la paradoja de que por un lado tenemos 200 millones de desempleados en los países occidentales y por otro ocho millones de vacantes solo entre EE UU y Europa”, destaca Dehaze. “Muchos de esos puestos no se lograrán cubrir”.

El motivo: la digitalización exige una actualización de la fuerza laboral en todo el mundo que no se está llevando a cabo con la celeridad necesaria. Por otra parte, el envejecimiento de la población hará que para 2030 haya una fuerte escasez de mano de obra en países como Alemania (10 millones), Brasil (40,9) y China (24,5).
“Los países deben esforzarse en ser más atractivos. Eso implica tener un buen sistema educativo, especialmente en la formación profesional, y fomentar la movilidad del talento. En Estados Unidos, una de cada cuatro startups fundadas entre 1995 y 2005, como Google, fueron creadas por algún extranjero”.

P. ¿España es un país competitivo?

R. Ocupa la posición 36 de los 106 que hemos analizado, por delante de Italia pero por detrás de Francia, que está en el 22. El punto fuerte de España es su sistema educativo, especialmente el universitario. También es reseñable su calidad de vida. Hay que mejorar en el desarrollo de habilidades profesionales y en la atracción de talento. También se debería lograr que vengan empresas, a lo que no ayuda el complejo marco regulador y la alta fiscalidad. Para mejorar eso haría falta que España fuese capaz de atraer su diáspora. Así podría tener éxito en el desarrollo del atractivo del país.

P. El presidente Hollande ha anunciado esta semana medidas para fomentar el empleo. ¿Qué opina de ellas?

R. Creo que es positivo pasar a la acción en lo tocante al empleo. Algunas de sus decisiones son buenas, como por ejemplo que se pueda empezar la formación profesional en cualquier momento del año, y no en septiembre como hasta ahora. En general, todo lo que sea impulsar la formación profesional es bueno, porque es una cuestión clave para reducir el desempleo juvenil. Por otra parte, Francia no ha tomado las decisiones que sí ha implementado España para convertirse en un país más atractivo. También se debe simplificar la normativa laboral: en Francia tiene más de 3.600 páginas, mientras que en Suiza son solo 36.

P. ¿Qué papel deben jugar los contratos a tiempo parcial en la creación de empleo?

R. Son una buena solución para combatir el desempleo, tal y como demuestra Holanda, donde estos contratos tienen especial fuerza. Allí el paro es del 5%. Tienen un mercado laboral muy fluido, principalmente porque es muy abierto, también porque la gente tiene la posibilidad de adecuar su vida laboral a la privada. En el resto de países el sistema es más rígido. Cuanto más flexible sea el mercado laboral, más competitivo será el país.

P. Imagine que solo pudiera contratar para su empresa a trabajadores de un solo país. ¿Cuál escogería?

R. Suiza, porque sé que a los suizos les gusta trabajar en su país [la sede central de Adecco está en Zúrich], son motivados y se muestran dispuestos a aprender durante toda su vida, lo que les hace muy competitivos. También porque han tenido la oportunidad de trabajar en las muchas multinacionales asentadas en el país. Y tercero por motivos financieros, porque aunque los salarios son altos, los impuestos no lo son y la productividad es alta.

P. ¿Qué le recomendaría a un recién licenciado que busca su primer empleo?

R. Que sea móvil y busque mejorar su currículum, sus experiencias personales y sus conocimientos de idiomas saliendo a trabajar al extranjero. Ya tendrá tiempo para volver a su país, y entonces el background internacional que adquiera será muy valorado.

P. ¿Y a una persona en desempleo con 10 o 15 años de experiencia?

R. Que continúe formándose, porque los cambios que vivimos son demasiados como para quedarse quieto.