El selectivo español reconquista los 8.700 puntos

El Ibex firma su primera semana del año al alza: sube un 2,1%

Inversores (o gente que no tiene nada mejor que hacer) mirando un monitor de cotizaciones en Shanghai, China, el 14 de enero de 2016
Inversores (o gente que no tiene nada mejor que hacer) mirando un monitor de cotizaciones en Shanghai, China, el 14 de enero de 2016 REUTERS

Las palabras de Mario Draghi, esas para las que los analistas apenas deparaban grandes expectativas, fueron el bálsamo que necesitaban los mercados después de haber lidiado durante varias semanas con una gran tormenta desatada por China y el petróleo. Unas pocas palabras del todopoderoso representante del Banco Central Europeo fueron suficientes para calmar los ánimos de unos inversores que no han visto más que el signo negativo en sus carteras desde que comenzara un año para el que se auguraban grandes ganancias. 

IBEX 35 9.304,80 0,25%

En una semana cruda para el oro negro, cuyos mínimos intradía llegaron el miércoles a traspasar a la baja la barrera de los 27 dólares, y con unos datos desalentadores para el PIB del gigante asiático, que crecía, pero a un ritmo menor al de otros periodos, los mercados ahondaban en su espiral bajista y se desinflaban a la espera de algún catalizador lo suficientemente sólido como para hacer frente al eclipse causado por el petróleo en los mercados, que no dejaba ver a los inversores más allá de los miedos y la incertidumbre.

Pero Draghi apareció en escena y con él se evaporaron todos los temores. “No tenemos límites para actuar”, sentenció el líder del BCE. Todo ello, junto con el rebote que el petróleo había iniciado durante la víspera, fue suficiente para que el selectivo recuperara terreno. El Ibex, que ha conseguido anotarse una subida del 3,3%, ha conseguido cerrar la semana con una subida del 2,1%. De esta forma, el selectivo ha conseguido recuperar los 8.722,9 puntos, después de haber llegado el pasado miércoles a sus mínimos de julio de 2013 y caer de los 8.300 puntos.

Pero al recién estrenado festival alcista no solo se ha unido el Ibex, sino que también los parqués del Viejo Continente han celebrado tanto las promesas de Draghi como el alza en el precio del crudo, que ha vuelto a recuperar al final de la semana los 31 dólares, tras una subida de más del 6%. De poco importaron los datos del inventario publicados ayer en EEUU sobre el aumento de sus reservas ni la presión experimentada durante las últimas sesiones. El crudo se animaba a subir en lo que muchos consideraban un rebote técnico. Sin embargo, la tendencia alcista se ha alargado durante dos jornadas consecutivas que han llevado al oro negro a registrar una subida del 8,58% en sus máximos intradía durante el viernes.

Así, el Dax alemán ha conseguido anotarse una subida del 2,3%. Por su parte, el Cac francés registra un alza de más del 3% y el Footsie británico, de más del 2%. Sin embargo, el Mib italiano, aunque ha logrado remontar, ha sido el más regazado durante la semana acusando los descensos de la banca del país. El motivo de las caídas no fue otro que la petición por parte del BCEde los informes sobre los créditos deteriorados a algunos bancos del país transalpino, lo que hizo desatar las alarmas de los inversores y transmitir el contagio a todo el sector en Europa. Con caídas de más del 14% durante dos jornadas consecutivas en el caso de Banca Monte Pastri dei Siena, el sector en el Viejo Continente ha acabado siendo el segundo con menor desempeño. No obstante, la situación podría haber acabado mucho peor si el representante del BCE no hubiera mandado un guiño a la banca italiana durante su comparecencia el pasado jueves para apoyarla en la creación de un “banco malo” en el país.

Además, también hubiera sido mucho peor en Europa si la principal referencia mundial de los mercados no hubiese acabado la semana girando al alza. Tras un miércoles negro para todas las Bolsas y después de que el Dow Jones se hubiera dejado más de un 1,5%, los miedos al cataclismo se hacían más presentes entre los inversores. Sin embargo, con la remontada en Wall Street, los mercados se mostraban más seguros de sí mismos para enfrentarse al omnipotente petróleo. Pese a que en el acumulado de la semana, los principales índices cerraban en pérdidas, durante la jornada del viernes, a media sesión, el Dow Jones se anota un 0,7%; el S&P, un 1,53%, y el Nasdaq, un 1,85%.

En el mercado de la deuda, la rentabilidad del bono español a diez años consiguió descender desde el 1,73%, frente al 1,75 del pasado viernes. Por su parte, la prima de riesgo, pese a enfriarse en las últimas jornadas de la semana, acabó en los 124 puntos básicos.

En el mercado de divisas, el euro también cae desde los 1,09 dólares del pasado viernes hasta los 1,08 billetes verdes de hoy.