Tras sellar un pacto con el fisco italiano

Apple crea su primer centro europeo de desarrollo de ‘apps’

La compañía emplea, de forma directa e indirecta, a 1,46 millones de personas en Europa

Una usuario manejando un dispositivo de Apple.
Una usuario manejando un dispositivo de Apple. REUTERS

10.200 millones de euros. Esa es la cifra de las ventas de las apps de Apple que proceden de creadores europeos. Para alimentar ese prolífico sector y alimentar el ecosistema de la compañía (las aplicaciones desarrolladas para sus distintos dispositivos), la compañía de la manzana anunció ayer la creación de su primer centro de desarrollo de "apps" en Europa.

El centro estará situado en la ciudad italiana de Nápoles y formará a más de 600 estudiantes en las habilidades prácticas para el desarrollo de apps destinadas a su sistema iOS.

“Europa es el hogar de algunos de los desarrolladores más creativos del mundo”, afirmaba en una nota el consejero delegado de la tecnológica, Tim Cook. El comunicado difundido añade que Apple trabajará con otros socios de toda Italia para "complementar el plan de estudios" y "crear nuevas oportunidades a los estudiantes".

El anuncio del proyecto, que confirmó el propio primer ministro italiano, Matteo Renzi, llega tan solo un mes después de que la compañía de Cupertino alcanzase a un acuerdo con el fisco de aquel país para cerrar una investigación por evasión de impuestos. Apple pagará una multa de 318 millones por no declarar, entre los ejercicios de 2008 y 2013, unos beneficios de 1.000 millones.

El éxito de la App Store de la empresa es la principal fuerza motriz de un ecosistema que ha creado en Europa, según un informe de la compañía, 1,46 millones de empleos entre directos e indirectos. Aunque la tienda online de la empresa se vio superada en 2015 por la Play Store de Google en número de aplicaciones (impulsada por los fabricantes de móviles con sistema operativo Android y el mercado chino), continúa siendo la más rentable.