Dancausa no cree que las fusiones mejoren la rentabilidad de los bancos

Bankinter espera superar el 12% de rentabilidad este año

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. EFEArchivo
La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. EFE/Archivo EFE

Bankinter ha cerrado el mejor año de su historia, justo el mismo en el que cumplió 50 años. En 2015 ganó 375,9 millones de euros, el 36,3% más, un récord para Bankinter. Su rentabilidad es la más alta del sector, con el 10,9%, y prevé llegar como mínimo al 12% este año. Descarta compras este año, en el que impulsará su banca por móvil.

Como ya viene siendo habitual, salvo excepciones, Bankinter ha vuelto a ser la primera entidad financiera en presentar resultados anuales, en este caso, los correspondientes a 2015, ejercicio en el que ganó 375,9 millones de euros, sin recurrir a ventas ni a cambios de perímetros. El resultado antes de impuetos se eleva a 520,3 millones. La consejera delegada del banco, María Dolores Dancausa, definió estos resultados como “muy satisfactorios”. E insistió en que son “récord en el banco y suman 100 millones más” que un año antes.

El ejercicio en el que más se acercó a estos beneficios fue en 2007, cuando ganó 361,9 millones, pero en ellos se incluía 111 millones correspondientes a la venta del 50% de Bankinter Vida. Dancausa atribuye al “negocio recurrente de clientes”, que genera el 87% de los ingresos, el resultado récord en 2015. El banco destaca que todos los márgenes subieron con fuerza. El de intereses sumó 870 millones tras avanzar un 15,1%, el margen bruto creció un 8,3% y el de explotación un 10,7%.

Su apuesta por la banca de rentas medias altas y de ricos, como de pymes, le está dando más de una satisfacción, y le ha permitido crecer durante la crisis más que el resto del sector. El pasado año el beneficio creció un 36,3%, y su rentabilidad o ROE (rentabilidad sobre recursos propios) se ha elevado al 10,9%, la más alta del sector.

Para este año aspira a superar los resultados de 2015 y a mejorar aún más su ROE, para situarlo en el 12% como mínimo, al contemplar un escenario de tipos de interés casi al 0%.

La rentabilidad, de hecho, es el gran reto de la banca españolas (también de la europea), y así lo reconoció Dancausa. La consejera delegada fue, como siempre, muy clara en sus explicaciones. “No creo que ese problema (el de la baja rentabilidad) se arregle comprando otras entidades, porque lo que se hace es sumar debilidades. En este mundo de cambios geopolíticos y sociales, sobrevivirán los más flexibles, no los más grandes. Bankinter ha demostrado en este crisis que es muy flexible”, advirtió. Su mensaje llama más la atención al ser contrario al que predica el Banco de España, quien defiende las fusiones como medio para ganar rentabilidad y eficiencia.

Dancausa explicó en la rueda de prensa que los grandes retos de la banca para este años, –un ejercicio complicado, según varios banqueros–, son la rentabilidad y la llegada de nuevos competidores. El “mayor y más inminente” reto de la banca es la rentabilidad teniendo en cuenta el entorno de bajos tipos de interés. “La rentabilidad se construye en función de los ingresos, eficiencia y de la prudencia en la asunción de riesgos”, declaró.

El segundo reto de la banca, a su juicio, es la llegada de nuevos competidores, especialmente tecnológicos, que pueden hacer “mucho daño” a las entidades. Cree que estas nuevas firmas se centrarán en la clientela joven, que ve a los bancos “muy lejanos”. “En la medida en que estas firmas les proporcione servicios bancarios, van a estar mucho más ligados a ellos”, alertó. Y explicó que Bankinter busca sacar más partido a Coinc (con ya 1.000 millones de euros en balance y 84.000 clientes), su banca digital. Ampliará el abanico de los préstamos, tarjetas y potenciará la captación y fidelización de jóvenes como clientes.

También ampliará su banca de empresas, donde tiene una cuota del 5,4% en nueva financiación a las medianas; intentará mejorar aún más su cuota en créditos –segmento en el que ya genera el 7% de la nueva producción de hipotecas–, y en el que ya en 2015 y por segundo ejercicio consecutivo ha logrado crecer (4,1% de subida del crédito neto); y buscar más sinergias entre el banco y su aseguradora Línea Directa. Así, este año se pondrá en marcha una oferta por la que los asegurados de Línea Directa accederán a financiación en condiciones ventajosas para la adquisición de coches nuevos.

Sobre el dividendo, Bankinter volverá a dedicar el 50% del beneficio a los accionistas que “es con lo que nos encontramos cómodos”.

María Dolores Dancausa anunció también que continúa negociando con otros bancos con el fin de que sus clientes puedan retirar dinero en efectivo sin pagar comisiones por el uso del cajero. Ahora tiene acuerdos con varias entidades, que proporcionan a sus clientes el 20% de la red de cajeros, con 8.200 terminales (suyos son unos 400). La directora financiera de Bankinter, Gloria Ortiz, explicó que con su Cuenta Nómina, carente de comisiones y que remunera hasta el 5% el primer año, el banco ha captado 60.000 clientes en 2015.

Dancausa también aprovechó para pedir a los partidos políticos que lleguen a acuerdos para formar Gobierno “sin dilación”, “con transparencia, y pensado en los intereses generales de España y no en sus intereses particulares”.

Recordó que en España se han dado muestras en el pasado de que, con cualquier resultado electoral, no se ha producido “ruptura o bloqueo” de las instituciones, ni de la actividad económica o social. Por ello, espera que en este caso suceda lo mismo. “Lo único que puedo pedir a los partidos políticos es que si tienen que llegar a acuerdos, lo hagan sin dilación y con transparencia”. Para añadir que “no hay ninguna duda” para que no se pueda continuar invirtiendo en España, país en el que hay “empresas punteras y personas con talento. El que haya un vacío de poder no es ni bueno ni malo en el corto plazo. Tenemos pulmón para que se pueda invertir en España”, argumentó.

Bankinter ha provisionado 9 millones de euros, correspondiente al 25% de su participación en Abengoa, para cubrir las pérdidas de Sareb ha provisionado 10 millones, un 15% de su inversión.

Descarta movimientos en el sector

La consejera delegada destacó ayer que Bankinter está muy centrada en el crecimiento orgánico de su negocio y ve “pocos movimientos corporativos” en el sector financiero español, entre otras razones “porque ya quedan pocas entidades”. La directiva restó importancia al bache que está sufriendo la economía portuguesa en general y su banca en particular. De hecho, se felicitó por la operación llevada a cabo con la compra de Barclays en ese país y subrayó que “tenemos una enorme ilusión y nos va a ir bien. Hemos comprado una entidad absolutamente saneada. Lo que vemos sólo son ventajas y la capacidad para crecer es importante”. Recordó que el 31 de marzo se producirá el cierre definitivo de la operación. Insistió en que Bankinter continuará apostando por el crecimiento orgánico en España. Reconoció que analizan la adquisición de las tarjetas de Barclays en España, aunque “las probabilidades de hacernos con la compra son mínimas, salvo que nos lo regalen”, ironizó. “Hemos salido reforzados de la crisis y posiblemente seamos el banco que mejor nos hemos defendido ante los obstáculos”, declaró.

A favor de dos supervisores en España

María Dolores Dancausa afirmó que la opinión del subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, de reformar el sistema de supervisión con la intención de concentrarlo todo en dos organismos tiene “bastante lógica” y considera que “debería llevarse a la práctica”. Hay que recordar que una fuente de ingresos de Bankinter proviene de su filial aseguradora Línea Directa. La opinión de la ejecutiva contrasta con la de Economía, quien ha criticado la idea de Restoy al defender mantener la Dirección General de Seguros bajo su órbita, en vez de integrar la supervisión de las aseguradoras en el Banco de España. Dancausa aseguró que el hecho de que haya dos supervisores, uno que se encargue de la solvencia de bancos, aseguradoras y otros operadores, y otro que vele por la conducta y comercialización de productos financieros “es algo positivo y en línea con Europa”. Recordó que ella es consejera de una aseguradora británica, y tiene “cierta experiencia y contacto con los reguladores”. Entiende que el sistema que propone Restoy defiende con eficacia los intereses del sector, accionistas y clientes”.