Analiza la potencia de tu ordenador para saber cuando hay que actualizar el hardware

Analiza la potencia de tu ordenador para saber cuando hay que actualizar el hardware

Hay quien considera que el rendimiento de un ordenador lo determinan las frías cifras de su hardware y quien, posiblemente de forma más acertada, asegura que el rendimiento es en realidad la capacidad del ordenador para ejecutar los programas que utiliza el usuario. En este campo, PCMark lleva años siendo considerada una de las mejores herramientas para analizar esto, el rendimiento del ordenador, desde el punto de vista de su capacidad para la ejecución de todo tipo de programas.

La versión gratuita tiene tres 'exámenes' diferentes. El primero de ellos, denominado "Home test", ejecuta sobre nuestro ordenador una serie de cargas de trabajo típicas para el usuario doméstico, como es la navegación por Internet, edición de textos, mensajería instantánea y videollamada, edición fotográfica o 'gaming' de bajo nivel. Y una segunda prueba, "Creative test", se centra en las exigencias de un nivel intermedio con tareas similares, pero además edición de vídeo y otros procesos enfocados al contenido multimedia. Por último, un tercer examen "Work test" se encarga de analizar su rendimiento en tareas de ofimática, principalmente.

Gracias a la Basic Edition de PCMark, que podéis descargar desde aquí, podemos analizar de forma realmente sencilla cómo se comportan los componentes de hardware de nuestro ordenador en diferentes usos, cómo responden ante aplicaciones reales que probablemente utilizaremos en nuestro día a día. Así, de una 'forma global', es mucho más sencillo identificar qué componentes ofrecen unas buenas prestaciones y cuáles es conveniente mejorar para que nuestro ordenador cumpla con nuestras necesidades.

El procesador, la memoria RAM, la tarjeta gráfica y otros componentes del ordenador, como la unidad de almacenamiento e incluso el sistema operativo, son puestos a prueba por PCMark en una serie de 'test' que, como adelantábamos, no tratan de medir su rendimiento máximo, sino su rendimiento real en la ejecución de programas comunes a los usuarios con diferentes perfiles de uso. Por lo tanto, sin duda es una herramienta excepcional para conocer cuáles son los componentes más problemáticos a la hora de conseguir el máximo rendimiento de nuestro PC.

Normas