Los expertos opinan que el sector ya ha tocado fondo

¿Se volverán a construir 250.000 viviendas en 2016?

La consultora especializada CBRE presentó su informe 'Tendencias 2016', donde los expertos apuntan a que la promoción de obra nueva retoma el protagonismo tras ocho años de crisis.

¿Se volverán a construir 250.000 viviendas en 2016?

El ladrillo, una de las causas de las crisis, y desde luego el sector más afectado, parece haber tocado fondo. Al menos eso piensan 100 directivos del mercado inmobiliario consultados por la consultora CBRE para su barómetro Tendencias 2016, presentado este martes.

El 82,9% de los expertos consultados opina que el sector residencial ya ha tocado fondo en cuanto al ajuste de precio. De esos, el 77% prevé que el crecimiento del coste de compra de viviendas crecerá hasta el 10%.

“Vemos un mercado a dos velocidades respecto a la recuperación de los precios. Aumenta en Madrid, Barcelona, Costa del Sol y en algunas grandes capitales de provincia”, señala Lola Martínez-Brioso, directora de investigación de CBRE. Por ejemplo, en Madrid sitúan ese aumento de importes en el 5%. “La promoción tiene más oportunidades en esas ciudades donde existe más demanda y a la vez hay menos stock de viviendas vacías”, añade.

“Ayudaría un poco de certidumbre política”

“Es de sentido común que la estabilidad política es buena para el desarrollo económico. A mayor incertidumbre, peor”, señala Adolfo Ramírez-Escudero, presidente de CBRE, cuestionado sobre si la dificultad para formar Gobierno en España puede perjudicar a las inversiones en el sector. “En los últimos años se han puesto las bases y ahora estamos recogiendo los frutos. Pero se debe sumar un toque de certidumbre” añade.

Respecto a casos como el del grupo chino Wanda, que ha puesto a la venta el Edificio España tras la incapacidad de llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid para llevar a cabo su rehabilitación, Ramírez-Escudero destaca que la normativa tiene que ser equilibrada. Por eso, debe permitir a la vez un desarrollo sostenible de las ciudades junto a “cierta flexibilidad para permitir las inversiones”. Wang Jianlin, el magnate dueño de Wanda, había adquirió por 265 millones al Santander ese histórico inmueble en 2014.

Una de las claras tendencias que los ejecutivos consultados por CBRE perciben es la rehabilitación también en oficinas. Solo en Madrid, según los datos de esta consultora, en 2014 solo se reformaron 40.000 metros cuadrados de espacios en edificios empresariales, una cifra que subió a más de 100.000 en 2015 y que par 2016 está previsto que se vuelva a doblar, por ejemplo con casos como el de Castellana 81 (la antigua Torre del BBVA), donde la inmobiliaria GMI renueva su interior.

Para este año que comienza, además del residencial, las oficinas seguirán siendo el principal objeto de deseo de los inversores (42% de los expertos).

Por último, otro de los puntos destacados para el 44% de los expertos es que el valor en Bolsa de las socimis no es sostenible.

En este barómetro se indica que el 39,5% de los expertos señala a la promoción de residencial como el segmento con más oportunidades de negocio, el doble de lo que se consideraba en el informe hace un año.

Incluso el nivel esperado de obra nueva sorprende por el volumen de promociones que calculan estos expertos. El 72,3% de los directivos considera que se construirán más de 100.000 viviendas. De ese porcentaje, incluso un 19,7% considera que pueden llegar a las 250.000.

Contrasta con la realidad del 2015. Según el Ministerio de Fomento, hasta octubre se iniciaron 39.871 viviendas, con lo que a final de año la cifra puede acercarse a las 50.000. Las previsiones del barómetro, sin embargo, indican que al menos se doblará el ritmo de obra nueva para 2016. “Desde 2007 vemos por primera vez a la promoción residencial como el negocio con mayor potencial”, apunta Martínez-Brioso.

En el pasado, el nivel récord se alcanzó en 2006, cuando se construyeron más de 865.000 viviendas. El último año en el que se superó las 100.000 unidades de obra nueva fue en 2009 (110.849, según Fomento).

Uno de los motivos que propician este impulso, asegura la responsable de CBRE, se basa en la entrada de capital extranjero en la promoción en España, como es el caso del fondo Lone Star en la inmobiliaria Neinor, que tiene previsto invertir 1.000 millones en suelo y obra nueva. Casos en el que el promotor pone el conocimiento sobre el sector local.

¿Hay burbuja inmobiliaria?

Igual que en el caso de las oficinas y retail en 2015, también las socimis (sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria) aportarán inversiones para residencial en alquiler. “Es probable que surjan dos o tres jugadores que apuesten por la vivienda en alquiler, que hasta ahora carece de oferta y donde creemos que hay una oportunidad”, apunta Adolfo Ramírez-Escudero, presidente de CBRE.

Aún así, debido a la inversión de actores como socimis y fondos internacionales, el 44% de los directivos perciben que se está generando una burbuja inmobiliaria. De hecho, las inversiones récord de los últimos meses en sectores como oficinas y retail, ahora deben verse acompañados por una verdadera recuperación económica y en el empleo.

Para Ramírez-Escudero, 2015 fue el año de la captación de dinero internacional y 2016 va a ser de “la consolidación de los fundamentales” en el sector, así como de la renovación del stock tanto residencial como comercial. De hecho, los expertos consultados destacan la rehabilitación como la mayor oportunidad de negocio, sobre todo en el ámbito residencial.