Las mayores compras dan por finalizado el ajuste de precios en algunas zonas

El empleo y el crédito llevan la venta de casas a niveles de 2011

Compraventa de viviendas en noviembre Ampliar foto

A falta de un mes para conocer cuántas casas se vendieron en 2015 según las escrituras remitidas a los registros de la propiedad, esta mañana el Instituto Nacional de Estadística (INE) hizo público que en noviembre fueron 28.733, un 13,7% más que en idéntico periodo de 2014. Así, la estadística continuó un mes más, y ya van 15 seguidos, reflejando que la mejora económica global sigue trasladándose al mercado inmobiliario.

De enero a noviembre se vendieron un total de 326.507 viviendas, lo que significa que si en el último mes del año se mantuviera el ritmo del segundo semestre de 2015, el ejercicio finalizará con más de 350.000 casas transmitidas, lo que representa volver a niveles de 2011, cuando se vendieron casi 360.000 viviendas, justo antes de que arreciara la crisis económica y financiera global.

En cuanto al detalle de los números, pocos cambios. Tal y como informó el INE en su nota de prensa, el 90,4% de las viviendas transmitidas fueron de precio libre, frente a un 9,6% de protegidas (VPO). Las operaciones de las primeras crecieron a un ritmo del 14,1%, mientras el de las de VPO lo hicieron al 10,2%. Por tipología en función de su antigüedad, los inmuebles usados siguen copando la inmensa mayoría de las transacciones. De hecho, el 80,5% de las compraventas correspondió a casas de segundamano, mientras el 19,5% restante fue de pisos de nueva construcción.

Regreso de las grúas

En este sentido, uno de los hitos que volvió a repetirse en noviembre fue cómo las operaciones de casas usadas volvieron a crecer a tasas de más del 30% anual frente al desplome que un mes más contabilizaron las transacciones de viviendas de nueva construcción (-25,7%).

Este fuerte contraste tiene una fácil explicación. Por un lado, algunas de las viviendas que en los registros se contabilizan como usadas, en realidad son a estrenar. El problema es que ya es la segunda transmisión que pesa sobre ellas (el promotor que las construyó quebró y se las vendió al banco) o incluso tienen una antigüedad superior a dos años desde que obtuvieron la licencia de primera ocupación, pero no habían sido vendidas hasta ahora. Al contar con más de esos años de construcción, pasan a ser consideradas como usadas.

También son menos las compraventas que se suscriben sobre casas nuevas por una consecuencia lógica de la crisis: la edificación se desplomó en cuanto se frenaron las operaciones. Y porque una vivienda nueva no se escritura ante notario y, a continuación, llega al registro hasta que la obra se termina y se entrega al propietario.

No osbtante, el regreso de las grúas para el inicio de nuevas promociones allí donde más se ha absorbido el stock poco a poco empezará a estrechar esa diferencia con el porcentaje de casas de segundamano vendidas. Por comunidades autónomas, las ventas inmobiliarias aumentaron en todas en términos anuales menos en Galicia, donde disminuyeron un 8,7% anual y en Navarra, donde se derrumbaron un 24,3%.

Los principales expertos del sector sostienen que este año que acaba de iniciarse será el de la normalización para el mercado inmobiliario, sobre todo, teniendo en cuenta que ya en aquellos lugares donde las ventas llevan meses marcando fuertes incrementos los precios de los pisos han dejado de bajar. Incluso en aquellas zonas con cierta escasez de oferta, las casas ya se venden hoy más caras que doce meses atrás.

El jefe de estudios de Idealista, Fernando Encinar, explicó que “la normalización del sector camina con fuerza”. “Se confirma, por fin, un horizonte esperanzador para la vivienda en los próximos meses”, añadió Encinar, quien recalcó que esta recuperación se está produciendo “a dos velocidades”, puesto que es patente solo en unas regiones. Por su parte, el director del Gabinete de Estudios de Pisos.com, Manuel Gandarias, apuntó que “de no materializarse los riesgos existentes en los mercados y la inestabilidad política, se mantendrán datos similares”.