Flint Hills pretende cobrar 0,5 dólares por barril adquirido

El petróleo de Dakota del Norte que no quieren comprar ni regalado

El desplome del crudo lleva a situaciones inéditas como esta

Se circunscribe a un tipo con altos niveles de sulfuro en su composición, de baja calidad

Pozos de petróleo cubiertos de nieve
Pozos de petróleo cubiertos de nieve

Los extremos a los que está llegando el desplome del precio del petróleo sorprenden día sí y día también. La última e increíble noticia llega desde Dakota del Norte, cuna del fracking estadounidense, que ve como uno de los compradores de crudo de la región, la compañía de refino Flint Hills Resources LLC, anuncia que pagará -0,5 dólares por cada barril que adquiera, es decir, que valora en negativo la materia prima y pretende que cobrar por adquirir la mercancía.

La intención de Flint Hills de que los productores le paguen por deshacerse del petróleo se circunscribe, eso sí, únicamente a una clase de muy baja calidad, la North Dakota Sour, por su composición con altos niveles de azufre. Se trata de una pequeñísima porción de crudo que se produce en Dakota del Norte (menos de 15.000 barriles diarios) pero no deja de resultar alarmante cuando hace un año el mismo comprador pagaba 13,50 dólares y en 2014 más de 45.

La compañía considera que, con la enorme cantidad de petróleo de alta calidad disponible, no existen incentivos para la compra de una clase cuyo refino y transporte eleva considerablemente los costes. Y es que un crudo con alto contenido de azufre como el North Dakota Sour requiere ser tratado en unas plantas más caras con un equipamiento especial.

"Decir a los productores que tienen que pagar para que se lleven una determinada clase de crudo desde luego que da sobrados motivos para echar el cierre", confesó a Bloomberg Andrew Lipow, presidente de la consultora del mercado de petróleo Lipow Oil Associates, ubicada en Houston.

El petróleo barato está saturando el mercado norteamericano y las empresas ven cada día como los precios presionan más y más a un sector que, según los expertos, sufre con cotizaciones inferiores a los 50 dólares por barril. Ese precio se perdió en julio para el tipo West Texas, de referencia en Estados Unidos, por lo que llevan ya meses con el agua al cuello.

Tanto está sufriendo Dakota del Norte en esta crisis del petróleo que la región cuenta ya únicamente con 58 plataformas de perforación, su mínimo desde hace años. Los costes de extracción de crudo a través del fracking son superiores, lo que ha llevado a una reducción notable del presupuesto dedicado a esta actividad. En total son nada menos que 113 las plataformas de perforación que han dejado de operar en el territorio en el último año.