Al Qaeda del Magreb Islámico se atribuye el atentado

Exteriores descarta víctimas españolas en Burkina Faso

Uno de los heridos en el atentado en el hotel Splendid en Ouagadougou.
Uno de los heridos en el atentado en el hotel Splendid en Ouagadougou.

El Ejército de Burkina Faso finalizó a primera hora de esta mañana el asalto al hotel Splendid de Uagadugú, la capital, con la liberación de 126 rehenes que permanecían en el interior después de que un grupo de terroristas de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) se atrincheraran la noche del viernes, según fuentes de seguridad. El asalto se inició a la 1.30 hora local y contó con la participación de fuerzas especiales francesas y agentes de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, que cuentan con senda bases militares en el país para luchar contra el terrorismo yihadista en el Sahel.

El hotel fue tomado en la noche del viernes por un comando de AQMI, que detonaron un coche bomba en la entrada del recinto y luego comenzaron a disparar de forma indiscriminada a clientes y trabajadores del hotel. Tras el asalto, el presidente Roch Marc Christian Tabore calificó el acto de "vil y cobarde" y confirmó que han resultado muertas 23 personas de 18 nacionalidades diferentes.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de España reconoció no tener constancia por el momento de que haya españoles entre las víctimas. Al mismo tiempo, la unidad de emergencias consular del Ministerio y la Embajada de España en Mali han activado sus protocolos sin que, por el momento, se tenga constancia de que algún español se encuentre entre las víctimas. El Gobierno expresó en un comunicado "sus condolencias a las familias de las víctimas y a las autoridades y pueblo de Burkina Faso, que están consolidando una meritoria transición política, así como a los otros países con víctimas. De igual modo, España confía en que los autores materiales, pero también los inductores y promotores de este atentado, respondan por sus crímenes ante los tribunales en el más breve plazo”. En el texto, el Ejecutivo reitera su más firme repulsa contra el terrorismo, "sea cual sea su supuesta motivación y el lugar en que se manifieste y su compromiso por cooperar con el conjunto de la comunidad internacional para conseguir su erradicación”.

Nada más finalizar el asalto, el Ejercito desplegó un operativo para evitar que los asaltantes huyeran. Un gendarme confirmó posteriormente que en la operación habían muerto cuatro atacantes en el Hotel Yibi, muy cercano al hotel Splendid.

Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) también reivindicó el pasado 20 de noviembre el ataque contra el hotel Radisson Blu, un conocido establecimiento entre la comunidad expatriada en la capital maliense Bamako, que causó la muerte de 19 personas.