Se imponen las pérdidas a nivel mundial

El petróleo condena al Ibex: la Bolsa cae un 2,78% y pierde los 8.600 puntos

El barril de Brent baja por primera vez en 12 años de los 30 dólares

El selectivo cede un 4,10% en la semana y un 10,48% en lo que va de año

Vista general del parqué madrileño.
Vista general del parqué madrileño.

Si no logró rozar siquiera el terreno positivo el jueves, cuando China y el petróleo dieron un respiro a los mercados marcando alzas, no iba a ser el viernes, cuando todo volvió a ponerse en contra, cuando iba a remontar el Ibex 35.

Un nuevo episodio de turbulencias en el gigante asiático y la caída del precio del barril de Brent por debajo de los 30 dólares por primera vez en 12 años, han dado la puntilla al Ibex en una jornada marcada por las ventas desde el lejano Oriente a Wall Street.

IBEX 35 8.200,70 -0,24%

El Ibex ha terminado cediendo un 2,78% en la última sesión de una semana en la que finalmente se ha dejado un 4%,10. Frente a los 8.909 puntos que aún conservaba el viernes anterior, el selectivo ha sido incapaz de sostener siquiera los 8.600 puntos.

En concreto, el principal índice bursátil español culmina la primera quincena de 2016 en los 8.543,60 puntos, marcando un nuevo mínimo desde mediados de 2013. De las 10 sesiones celebradas en lo que va de año, el Ibex ha cerrado 7 en negativo y acumula ya pérdidas del 10,48% en el periodo.

Al resto de grandes índices europeos no les ha ido mejor. París, Fráncfort y Milán han registrado también caídas de alrededor del 2% durante la última sesión de una nueva semana de turbulencias en los mercados.

Las alarmas han terminado se saltar con la caída del barril de Brent hasta los 29,8 dólares, frente a los 31 dólares que conservaba el jueves. El crudo pierde la cota de los 30 dólares por barril por primera vez en 12 años y vuelve a campar el rumor de que Irán podría empezar a bombear crudo a los mercados internacionales antes de lo esperado.

Pero la sesión ya arrancaba mal, a la vista de que la tormenta continúa en Asia. El índice compuesto de la Bolsa de Shangai cedió un 3,55% y las pérdidas se propagaron por los mercados de la región: el Nikkei de Tokio, que llegó a subir más de un 2% durante la jornada, enfiló luego los números rojos bajando un 0,29%, mientras que el Hang Seng de Hong Kong perdió un 1,50%.

Eso, a pesar del cierre positivo de la noche anterior en Wall Street. Un buen tono propiciado por unas declaraciones del gobernador de la Reserva Federal de San Luis quien señaló que la caída del precio del petróleo afecta a las expectativas de inflación de la Fed y se han vuelto "preocupantes". Un claro cambio de tono que los inversores celebraron, pues aleja la posibilidad de nuevas subidas de tipos en EE UU al menos en el corto plazo.

Pero poco duró la euforia. La apertura del viernes en la Bolsa estadounidense sorprende a sus principales índices cayendo más de un 2%, lo que ha terminado de fomentar las ventas en las Bolsas europeas.

El descenso del petróleo y los datos de producción industrial han acabado con las ganancias con las que cerró ayer Wall Street. Y es que la producción industrial de la economía estadounidense ha registrado un retroceso del 0,4% en diciembre, lo que supone el tercer mes consecutivo de descensos.

Por lo demás, y en el ámbito empresarial, es de destacar que haya publicado sus cifras trimestrales el gran banco estadounidense Wells Fargo, entidad de muy ligada a la realidad económica del país al ser un banco básicamente comercial. Es por ello que sus resultados y lo que digan sus gestores sobre el devenir de sus negocios serán muy seguidos por los inversores.

Pese a todo, siguen sin darse grandes sobresaltos en el mercado soberano. La rentabilidad del bono española 10 años se sitúa este viernes en el 1,71% y la prima de riesgo, en 120 puntos. El euro, por su lado, escala posiciones frente al dólar: cotiza un 0,2% al alza, hasta los 1,09 dólares.