La operación ha provocado demandas judiciales

Eroski mantiene el 30% de quita en el canje de su deuda

Agustín Markade, presidente de Eroski.
Agustín Markade, presidente de Eroski.

Eroski comunicó este jueves a la CNMV la oferta de canje de sus Aportaciones Financieras Subordinadas (AFS), unos títulos de deuda perpetua adquiridos por 30.000 inversores que han generado numerosas demandas judiciales por parte de ese colectivo, en base a que no se les informó debidamente de las características de este producto financiero.

Eroski propone el canje de las AFS por nuevas obligaciones subordinadas con vencimiento a 12 años y a un interés del Euribor más tres puntos. Con este cambio, el inversor obtiene el 55% de la aportación inicial a las AFS. Otro 15% se le abona en efectivo, con quita sobre el 30% restante.

La propuesta de Eroski es la misma que trasladó en enero de 2014 al Instituto Vasco de Consumo (Kontsumobide), que la dio por buena. La polémica generada en su día por esa ratificación le costó el puesto a la directora de Kontsumobide, Belén Greaves.

El plazo para el canje empieza hoy y concluye el próximo 27 de enero a las 15 horas. Los inversores que no se decidan por esta oferta pueden seguir con sus AFS.

Eroski realizó cuatro emisiones de deuda perpetua por un importe global de 660 millones. El próximo 31 de enero pagará 20 millones en intereses. Los inversores de las AFS de 2002, 2003 y 2004 cobrarán una remuneración del 3,27%, Para los que invirtieron en la emisión de 2007, la retribución será del 2,771%.

La cooperativa que preside Agustín Markaide recuerda que los que acudieron a la emisión del 2002 ya han percibido en intereses hasta el 70% de su inversión. Para las tres siguientes, ese porcentaje es del 63,4%, del 57,8% y del 36,4%, respectivamente. Eroski ha respondido puntualmente a todos los pagos, a los que ha destinado 322,8 millones hasta ahora.