Deutsche Bank también coloca este tipo de activos

Banco Santander sigue los pasos de Bankia y emite cédulas hipotecarias

A comienzos de ejercicio muchos bancos suelen acudir a los mercados

Aprovechan el momento de relativa calma en la renta fija

Cuartel general de Banco Santander, en Boadilla del Monte (Madrid).
Cuartel general de Banco Santander, en Boadilla del Monte (Madrid).

La banca española se ha lanzado a captar fondos en los mercados de capitales. El lunes fue BBVA, con una emisión de 1.000 millones a cinco años en deuda sénior. El martes, Bankia, que colocó 1.000 millones en cédulas hipotecarias. Hoy les han seguido guieron Santander, con una emisión también de cédulas, a 10 años, y por el mismo importe, y Deutsche Bank con 500 millones a siete.

Santander ha logrado un precio de 65 puntos básicos sobre el mid swap, – el índice de referencia para este tipo de emisiones–. Pagará un cupoón del 1,5%. Mediobanca, Natixis y Nomura acompañaron al propio grupo Santander en la dirección de la operación.

La operación ha sido colocada entre inversores cualificados nacionales e internacionales, estos han generado una demanda cercana al 80% del volumen emitido.

Deutsche ha vendido una nueva emisión de cédulas hipotecarias a siete añospor el importe mencionado y un diferencial de 70 puntos básicos sobre el tipo midswap a esos años. Así, la emisión pagará un cupón del 1,125%.

Desde BNPParibas, que ha participado en las colocaciones de BBVA, Bankia y del Tesoro, Javier González, responsable de emisión de entidades financieras del banco galo, afirma que antes de que entren el periodo de black out, en el que no pueden emitir debido a la cercanía de la presentación de resultados, habrá entidades que saldrán. El directivo de BNP Paribas destaca que el dinero que ha llegado a estas operaciones es de inversores finales, como gestoras de fondos de inversión y de pensiones.

En algunos casos, las emisiones de esta semana sirven para refinanciar otras emisiones realizadas en 2011, cuando los tipos a los que se financiaban los bancos españales (y el Tesoro Público) se dispararon. “Con las nuevas emisiones mejoran los costes de financiación, aunque en el conjunto de su deuda viva tampoco se apreciará, porque se han ido beneficiado de la política de tipos cero”. El que Banco Santander y Bankia hayan optado por emitir cédulas hipotecarias se explica porque el entorno de volatilidad hace que este tipo de activo sea muy apreciado por los inversores conservadores.

“Creemos que este activo seguirá funcionando muy bien en 2016, porque ofrece un tipo de interés atractivo, y es muy apreciado por los inversores institucionales”, explica un banquero especializado renta fija.

Fuentes cercanas a un gran banco internacional señalan que en el ámbito de las empresas “la volatilidad de la semana pasada ha podido retrasar la decisión de los emisores y no es descartable que algún emisor recurrente se anime”. En todo caso, no es un problema único de España. El mercado internacional en euros también está menos activo, se han visto solo cuatro emisores, mientras en el 2015, en estas fechas ya habían salido doce.