El selectivo se anota una subida del 0,33%

El Ibex vuelve a las ganancias y se desprende del lastre del petróleo

Un trader en la Bolsa de Nueva York.
Un trader en la Bolsa de Nueva York. REUTERS

Los mercados  han vuelto a respirar aliviados gracias a la tregua que ha dado el petróleo. El freno en las caídas del oro negro, la menor presión en China y el inicio de la presentación de resultados empresariales han sido los catalizadores que han llevado a la remontada de las plazas europeas, y con ellas, la del Ibex 35. Con la incertidumbre política agravada tras el acuerdo en Cataluña y la presión para que se forme un Gobierno central que haga frente al desafío independentista, el selectivo español, aunque con ascensos, partía rezagado respecto al resto de índices en el Viejo Continente.

IBEX 35 8.220,80 0,98%

Sin embargo, ello no impidió que el Ibex cerrara la sesión con un alza del 0,33%, hasta los 8.915,4 puntos. A la subida contribuyeron valores como Indra (5,15%), Sabadell (4,94%) Dia (2,81%) o Inditex (2,28%). A la cola del Ibex volvieron a quedar los valores relacionados con las materias primas. Entre ellos, destacaron ArcelorMittal (-4,28%), Acerinox (-3,84%), o Repsol (-1,92), además de Endesa (-1,92%), esta última, que ha acusado un mayor descenso a consecuencia de una mala recomendación.

En el Viejo Continente, las Bolsas también han logrado hacer frente a las pérdidas en las que llevan sumidas desde el inicio del año. Los principales índices han conseguido salir airosos gracias al freno de la sangría en el oro negro, que ha caído menos de lo que se preveía. Así, el Dax alemán, el más perjudicado en lo que va de año, ha avanzado un 1,71%, el Mib italiano, un 1,08%, el Cac francés, un 1,7% y el Footsie un 1,07%, este último como consecuencia de los resultados de las ventas navideñas, que dispararon los títulos de Tesco, Saintsbury y Morrisons.

Pero los resultados empresariales no solo han servido de aliciente para el avance de las plazas europeas, sino que también han impulsado los ascensos en Wall Street, que ha abierto tras haber conocido las cifras de Alcoa, Y es que, aunque los resultados fueron débiles como consecuencia de la caída de los precios del aluminio, acabaron superando lo esperado por los analistas. Así, los principales índices estadounidenses volvían a las ganancias. Al cierre de la sesión, el Dow Jones se recuperó y ganó un 0,72%, el S&P subió un 0,78% y el Nasdaq, que desde el inicio de año encadenaba todas las sesiones teñidas de rojo, volvió a terreno positivo, anotándose un 1,03%, lo que sigue confirmando la mejora de la economía estadounidense.

Pese a ello, la directora del FMI, Christine Lagarde fijaba hoy el foco en la Reserva Federal, a la que ha pedido que normalizara de manera “gradual” su política monetaria atendiendo solo a “pruebas claras” sobre el aumento de los precios y los salarios. Según Lagarde, la apreciación de la divisa estadounidense debería esperar a que el Banco Central Europeo (BCE) y Banco Central de Japón prosigan con sus políticas de “expansión cuantitativa”, lo que evitaría que surgieran nuevas vulnerabilidades en los países de desarrollo.

A la oleada de compras que se desató en los mercados mundiales ha contribuido el petróleo, el mismo factor que había acabado castigando a las Bolsas en las últimas horas de la víspera. El Brent, que había llegado a registrar una caída del 6% bajando de los 32 dólares, apuntaba al rebote. Sin embargo, en los últimos compases de la sesión en Europa ha vuelto a desinflarse y el precio del barril ha retrocedido un 2,66%, hasta los 31,30,71 dólares. 

En el mercado de la deuda, el tipo de interés del bono español a diez años se sitúa en el 1,83% frente al 1,80 de la jornada anterior. De este modo, marcaba su nivel más alto desde el pasado mes de diciembre. Por su parte, la prima de riesgo vuelve a escalar hasta los 130 puntos básicos, desde los 126 de la sesión anterior. En este terreno, los inversores se han encontrado, además, con un incremento de la oferta debido a la nueva emisión sindicada a diez años que lanzó el Tesoro español.

En el mercado de divisas, el euro se ha movido en los 1,08 dólares, al igual que durante la víspera.