Carles Puigdemont, actual alcalde de Gerona, será el presidente, y Artur Mas se aparta

Junts pel Sí y la CUP llegan a un acuerdo para formar Gobierno en Cataluña

Carlos Puigdemont, alcalde de Gerona.
Carlos Puigdemont, alcalde de Gerona.

Tres meses después de las elecciones catalanas y casi en los minutos de descuento, Junts pel Sí –la candidatura conjunta formada por Esquerra Republicana de Catalunya y Convèrgencia Democràtica de Catalunya– y la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) han llegado a un acuerdo. Artur Mas se apartará para dejar la presidencia de la Generalitat y Carlos Puigdemont, actual alcalde de Gerona, ocupara su lugar. Mas se apartará del Gobierno y no tendrá ningún cargo. 

El presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, ha confirmado que Junts pel Sí (JxSí) y la CUP han llegado a un acuerdo para la investidura de un nuevo presidente de la Generalitat. Sánchez, en un mensaje en twitter, ha asegurado que “el hilo de esperanza ha culminado. Muy buen éxito. Hay acuerdo. Tendremos Govern y estabilidad”. El presidente de la ANC añade en su tuit que “ahora a trabajar arduamente para ganar la independencia”. La investidura será mañana.

En las conversaciones se han barajado los nombres de la vicepresidenta y portavoz del Govern, Neus Munté, y Muriel Casals, economista y diputada por Junts pel Sí, junto al de este militante de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). Periodista de profesión, Puigdemont entró en política en 2006.

Un periodista metido a político

Las redacciones de El Punt o la Agencia Catalana de Noticias son algunas de las que han contado con Carles Puigdemont en labores de dirección. Nacido en Amer (Girona) en 1962, el favorito a presidir Cataluña cursó estudios de Filología Catalana en el colegio universitario de Gerona. Su ocupación actual, que desempeña desde 2011, es la de alcalde de esa ciudad, donde también dirigió la casa de cultura.

Ahora daría el salto a la presidencia de la Generalitat en lugar de Artur Mas y como miembro de Junts pel Sí. Esta coalición ha propuesto a Puigdemont con el fin de ganarse el apoyo de los diez escaños de la CUP y evitar unas nuevas elecciones en Cataluña.

Convergència ha convocado a su ejecutiva para validar el posible acuerdo de investidura cediendo la pieza de Artur Mas, tal y como exigía la CUP a cambio de sus votos. El propio Mas tiene previsto comparecer públicamente a las 17.45 horas.

Emergencia

Con esta fórmula planteada 'in extremis', Mas abandonaría la presidencia después de las intensas negociaciones y dos reuniones que tuvieron lugar el jueves y el viernes, en las que Junts pel Sí se había negado en redondo a proponer un candidato alternativo. 

El pleno de investidura debería celebrarse antes de que concluya la jornada de mañana domingo para evitar el nuevo anuncio de elecciones el lunes. La sesión debe convocarse hoy mismo.

Artur Mas ha estado reunido en los últimos minutos con la cúpula de Convergència en el Palau de la Generalitat. El alcalde de Girona, Carles Puigdemont, y los máximos dirigentes de CDC, su coordinador general, Josep Rull, el vicesecretario de coordinación institucional, Lluís Coromines, y el presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí, Jordi Turull, han figurado entre los presentes.

Repercusión en el resto de España

La formación de un Gobierno en Cataluña con una hoja de ruta independista definida añadiría presión al PSOE para llegar a un acuerdo de coalición con el PP y formar Ejecutivo en Madrid.