Capital Europea de la Cultura este año

10 ‘tips’ para visitar la elegante San Sebastián

La famosa barandilla de playa de la Concha, frente a la isla de Santa Clara.
La famosa barandilla de playa de la Concha, frente a la isla de Santa Clara.

Está preparada para el que se anticipa como su gran año. San Sebastián, la ciudad más elegante para el veraneo en el Norte de España, es este año Capital Europea de la Cultura. Razones tiene para haber sido elegida, ya que acoge, entre otras opciones culturales, uno de los festivales internacionales de cine más famoso del mundo, que cada año congrega a un buen repertorio de artistas. Además es una de las ciudades gastronómicas más interesantes de España. En la ciudad y en los alrededores ofician cocineros, como Arzak, Andoni Luis Aduriz, Pedro Subijana o Martín Berasategui. Hay muchas excusas para viajar a esta bella ciudad del Norte. Elegimos diez recomendaciones.

1. UN PASEO POR SUS PLAYAS. Un kilómetro y medio tiene de recorrido la Bahía de la Concha, de fina arena y con una de las barandillas más fotografiadas del mundo. La de Zurriola es joven y surfera, la de Ondarreta, coqueta y familiar, además de la desconocida y pequeña playa de la isla de Santa Clara.

Bernardina Vinoteca.
Bernardina Vinoteca.

2. CAFÉ EN EL HOTEL LONDRES. Es uno de los momentos únicos en la vida: tomar un café tras los ventanales de este histórico hotel, frente a la playa de La Concha y a la isla de Santa Clara.

3. LAS OTRAS MARCAS DE SIX STORE. La tienda está al lado del Kursaal, el palacio de Congresos diseñado por el arquitecto Rafael Moneo. Apenas lleva un par de años abierta y es un lugar donde encontrar camisetas, calzado y ropa diferente, de marcas de jóvenes creadores. Indispensable la camiseta Bonjour, de Prudey Clothing.

4. SANDWICH DE LOAF BAKERY. En la avenida de Zurriola y frente al Kursaal, se encuentra esta panadería de culto al pan y a la bollería. Un lugar para tomar un tentempié diferente, en la capital de los pinchos. Es esa precisamente la esencia de esta ciudad, donde convive lo nuevo con lo antiguo.

Tablas de surf de Pukas.
Tablas de surf de Pukas.

5. ANTIGÜEDADES. Uno de los locales de referencia del diseño es la tienda J70, que desde hace 17 años vende en el barrio de Gros antigüedades inglesas pero también mobiliario nórdico o italiano, o unos tiestos fabricados a mano en Bélgica.

6. MUSEO SAN TELMO. Es la pinacoteca municipal de San Sebastián. Completamente reformado y cuya piedra angular es la pequeña joya arquitectónica incrustada en el Monte Urgull y diseñada por los arquitectos Nieto y Sobejano, destaca por un característico muro vegetal. Este nuevo edificio, junto con el convento dominico del siglo XVI en el que se ubica el museo desde 1932, hacen de San Telmo un lugar en el que perderse, sobre todo si llueve, en la parte vieja de la ciudad. Cuenta con un restaurante con cocina y pinchos a cargo del grupo Bokado, cuyo chef, Mikel Santamaría, también gestiona la gastronomía del Aquarium, con impresionantes vistas a la bahía donostiarra.

7. A CENAR, AL ANTIGUO. Es parada obligada pasear por este barrio, al lado de la playa de Ondarreta. En esta zona, frente al Hotel NHAránzazu, se encuentra una de esas pequeñas joyas gastronómicas, que merece la pena visitar en algún momento la Vinoteca Bernardina. En un ambiente acogedor y familiar, ofrece una carta o tapas de confección sencilla, además de una carta de vinos interesante.

8. COMPRAS GOURMET. Es la meca del producto del pequeño proveedor: el mercado de la Bretxa, sobre todo a primera hora de la mañana, cuando las señoras de pueblos cercanos llegan a la ciudad a vender producto fresco. Un espectáculo, como también lo es la tienda gourmet de Aitor Lasa, en un lateral del mercado, con sus impresionantes cestas de verduras, frutas y hortalizas en la puerta. Otro destino para hacerse con unas buenas viandas es Don Serapio, en el barrio de Amara. Famoso por las carnes.

9. UN HOTEL CON ENCANTO. El hotel Villa Soro, es una villa alejada del centro de la ciudad, pero a 15 minutos andando del Kursaal. Se trata de una edificación de finales del siglo XIX, rehabilitada y Patrimonio Histórico de San Sebastián. Tiene solo 25 habitaciones, elegantemente decoradas, donde se sirve un buen desayuno. A partir de 100 euros.

10. UNA TABLA DE SURF. Es un destino internacional para practicar este deporte o iniciarse entre las olas. Los hijos de Bruce Springsteen viajan todos los veranos a San Sebastián a practicar surf. De allí también es una de las marcas, Pukas, de tablas más reconocidas en Europa. Empezaron con clases de surf en la playa de Zurriola en 1981, hoy son una referencia mundial.