Escapadas 'detox' y 'slow travel' para renovar energías

Recetas para curarse de las Navidades

Recetas para curarse de las Navidades

Nunca parece tan terrible mientras se disfruta. Embarazadas o no, comemos por dos; alternamos hasta el amanecer entre brindis y nos dejamos seducir por las tentaciones más dulces. Pasan las fiestas navideñas y las de fin de año y encadenamos nuestros buenos propósitos, alguno a cuenta de los Reyes Magos, para el año apenas comenzado. Tras la Epifanía se acabaron las excusas. De repente caemos en la cuenta de que aquellos rollitos de primavera o de verano, ¡divinas vacaciones –y excesos– de Pascua y del estío!, no solo no se han diluido, sino que parecen haber hecho nuevos y rollizos amigos. Por unos días nos habíamos olvidado del estrés.

¿Qué tal si ese regalo de Reyes fuera una escapada detox? ¿O por qué no un slow travel? Cada vez hay más hoteles y resorts, balnearios y grandes spas que ofrecen tratamientos desintoxicantes, dentro y fuera de España. Y no solo para desconectarse de los gadgets tecnológicos sino para realizar una puesta a punto óptima en cualquier momento del año.

Si aún no ha probado el slow travel, sepa que se estará dando la oportunidad de recorrer muchos lugares del mundo sin prisas ni objetivos a priori y sobre todo alejado de circuitos programados y de la cultura del todo incluido.

Si quiere quitarse algún peso de encima, estas son algunas de nuestras propuestas para las primeras escapadas del año. 

Desroches Island, un paraíso privado en las islas Seychelles. pulsa en la foto
Desroches Island, un paraíso privado en las islas Seychelles.

Masajes relajantes, terapias naturales, retiros espirituales; explorar lugares recónditos sin prisa, o simplemente ir de compras. Una puesta a punto que tiene mucho que ver con una forma de vida más natural y sostenible, donde los alojamientos cuentan mucho y los servicios añadidos son un plus.

Desde hoteles urbanos y funcionales en grandes ciudades a pequeños châteaux con encanto, posadas básicas para concentrarse en lo esencial; residencias de lujo en parques naturales, o idílicas villas a pie de playa. Todo vale para renovar energías por dentro y por fuera o simplemente nos damos un capricho para encarar la cuesta de enero.

EN CUERPO Y ALMA

Buceo en la Patagonia. pulsa en la foto
Buceo en la Patagonia.

1. Si busca un universo de sensaciones y un refugio donde renovar cuerpo y alma, Sha Welness Clinic puede ser su sitio detox y sin salir de casa. Al borde del Mediterráneo e integrado en el Parque Natural de Sierra Helada (Alicante), una de las reservas ornitológicas más importantes de España, en este spa de lujo con más de 4.000 metros cuadrados de superficie se ofrecen todo tipo de tratamientos para combatir el estrés, esos kilitos de más o simplemente pasar unos días de total relajación.
Terapias tradicionales orientales como la ayurveda (India), shiatsu o reiki (Japón) se combinan con tratamientos pioneros en un ambiente cuidado y de calma, donde el susurro del agua y los exquisitos aromas de aceites esenciales forman una combinación perfecta para reavivar cuerpo y mente. Tratamientos de un día para desconectar y descansar desde 330 euros.

SILENCIO NATURAL
2. Desconocida, hipnótica y casi despoblada, la Patagonia es la región más austral del mundo y uno de los destinos más sugerentes para practicar el slow travel. Allí el viajero se convierte en protagonista rodeado de glaciares, montañas escarpadas, lagos y valles casi vírgenes, donde además podrán familiarizarse con la vida de los míticos gauchos. Olvídese del reloj y lleve puesta su cámara de fotos.

Sha Wellnes Clini, en el parque natural de Sierra Helada (Alicante). pulsa en la foto
Sha Wellnes Clini, en el parque natural de Sierra Helada (Alicante).

El Hotel Salto Chico, a orillas del lago Pehoé, tiene una privilegiada ubicación en medio del Parque Nacional Torres del Paine (Chile), Reserva Natural de la Biosfera. Solo dispone de 50 habitaciones, todas con vistas al Paine o la cascada que le da nombre, en un entorno de silencio y quietud solo rotos por los sonidos de la naturaleza. Tras las jornadas de aventura, los viajeros pueden relajarse en la Casa de Baños del Ona para recibir un masaje o disfrutar de sus espectaculares jacuzzis al aire libre. Entre diciembre y marzo es verano. Desde 11.468 euros, ocho noches en habitación doble.

SUBIR LA AUTOESTIMA
3. Las rebajas están aquí y ayudan a enfrentar nuestros excesos. Ir de compras incrementa el nivel de dopamina en el cerebro, con lo que aumenta nuestro nivel de bienestar y placer –en hombres y mujeres–. No se emocione y vaya a quemar la tarjeta de crédito porque se sentirá peor. El Hotel Único Madrid puede convertirse en su mejor cómplice. Este palacete de lujo ofrece una localización privilegiada en la milla de oro de la capital y cuenta con solo 44 elegantes habitaciones y un sorprendente jardín para descansar del shopping.

Salir de compras, disfrutar de la cocina de Ramón Freixa, dos estrellas Michelin, o del espacio wellbeing en la más absoluta privacidad para recibir nuestro tratamiento detox: un masaje a medida, recuperar tono muscular o renovar energías ayudan a sentirnos menos culpables. Dos noches en habitación deluxe para dos personas, con desayuno bufé de Ramón Freixa y masaje de 90 minutos por persona, desde 326 euros también por persona.

RETIRO ESPIRITUAL
4. Cada año, miles de personas de todo el mundo acuden al centro Kokusai Zendo de Tekishinjuku, en la bonita ciudad japonesa de Kioto, para iniciarse en la práctica zen y la meditación. La intención es crear personas que contribuyan a la cultura y al bienestar de la humanidad.

Ubicado en Kameoka, entre la montaña y un río, está rodeado de bosques y el Jotokuji es su templo principal. Una casa de campo hace de alojamiento y alberga los dormitorios de los huéspedes. El templo está abierto a gente de todas las religiones y nacionalidades, sin importar sexo o edad.

La meditación silenciosa apenas es interrumpida por cantos y una inmensa y probablemente nueva sensación de tranquilidad le invadirá. La desconexión del mundanal ruido está garantizada. Es necesaria una donación de 3.000 yenes –unos 23,5 euros– por noche en concepto de alojamiento, servicios y alimentación, sencilla y fundamentalmente vegetariana. Más información en Tekishin.org.

PARAISOS PERDIDOS
5. ¿Quién no ha soñado en algún momento retirarse, aunque solo sea una temporada, a una isla paradisiaca lejos de la civilización? Haga su sueño realidad y viva una experiencia slow travel en Desroches Island (Seychelles). Un paraíso privado en perfecta armonía con la naturaleza donde lo simple se convierte en un lujo.

Aislada del resto del mundo, al sudoeste de Mahé, la capital del archipiélago, y a 40 minutos en avioneta, esta pequeña isla está considerada como una de las más remotas, vírgenes y bellas del mundo donde se sentirá como un auténtico Robinson de lujo con una estancia a su antojo y al ritmo que usted marque.

El resort, que comparte nombre con la isla del archipiélago de las Amirante, ofrece distintos tipos de alojamiento, con servicio de mayordomo y chef privado. Todas las villas y residencias tienen vistas al océano Índico y a las tranquilas playas de arena blanca: 14 kilómetros de bancales solitarios rodeados de bosques naturales.

Y si se cansa de tanta actividad, relájese en el spa Escape para una total desconexión. Reservas en Desroches-island.com.