Los drones tienen también un espacio destacado

Coches conectados, drones y realidad virtual invaden el CES

Un usuario prueba unas gafas de realidad virtual en el CES de Las Vegas.
Un usuario prueba unas gafas de realidad virtual en el CES de Las Vegas. REUTERS

La mayor feria de electrónica de consumo, el CES de Las Vegas, abre hoy sus puertas, pero ayer ya dejó un buen aperitivo sobre la tecnología que llegará al mercado los próximos años. Los drones, los coches eléctricos y autónomos, la realidad virtual y el imparable internet de las cosas serán los grandes protagonistas de este evento, que acogerá a 3.700 expositores hasta el próximo día 9.

HTC fue de las primeras compañías en abrir fuego y lo hizo a lo grande. La firma taiwanesa, dispuesta a redefinir la imaginación humana con la realidad virtual, ha presentado Vive Pre, una actualización de su casco de realidad virtual, que no llegará al mercado hasta abril. La principal novedad es una cámara frontal que el usuario deberá colocarse en la cabeza y que permite hacer más cosas tanto dentro como fuera del mundo virtual mediante la mezcla de elementos físicos en el espacio virtual. “La capacidad de sentarte, encontrar tu bebida o mantener una conversación sin quitarte el visor es solo el principio de todo lo que será posible”. explicaron los responsable de la firma.

Los analistas coinciden en que 2016 será el año de la realidad virtual y se espera conocer más detalles en el CES sobre el lanzamiento del visor de realidad virtual de Facebook (Oculus VR) y el PlayStation VR para la consola PS4 de Sony. Samsung también mostrará en la feria un nuevo mando diseñado para controlar visores de realidad aumentada.

En el terreno de los wearables (dispositivos para llevar puestos) y el internet de las cosas también se esperan grandes novedades. HTC y Under Armour presentaron ayer lo que calificaron como el primer sistema completo de fitness conectado del mundo. El producto, llamado UA HealthBox, incluye una banda de fitness, un monitor de ritmo cardíaco y una báscula inteligente que se conectan con la aplicación UARecord (disponible en Google Play y App Store) para que los usuarios puedan analizar la evolución de su peso y proporcionar toda la información necesaria a las personas para cuidar su salud y su estado físico. Ambas firmas señalaron que en los próximos meses proporcionarán información sobre su comercialización en Europa.

La seguridad frena cierta demanda tecnológica

La oportunidad de mercado del internet de las cosas es enorme, pero las preocupaciones por la seguridad y la facilidad de uso impiden su potencia a corto y largo plazo”, afirma Sami Luukkonen, global managing director de la división de electrónica de Accenture. Según el estudio Igniting Growth in Consumer Technology, realizado por la multinacional y presentado en el CES, la demanda de smartphones, televisiones o tabletas para 2016 ha caído por estos motivos y la industria ha de dar un “giro radical” y ofrecer “servicios digitales seguros, innovadores y prácticos”, según Luukkonen.

Las compañías han tardado en darse cuenta de estos peligros, pero cada más incorporan servicios de ciberseguridad ofrecidos por empresas como BT, con 13 centros de operaciones –uno en Madrid– repartidos por todo el mundo, además de varias unidades dedicadas de forma específica a grandes compañías. Allí, sus expertos, también llamados hackers buenos o de gorro blanco, realizan en un entorno controlado previo acuerdo con el cliente, un ataque para detectar y analizar las vulnerabilidades que pueda tener el sistema y reportárlas posteriormente a la empresa con recomendaciones para su solución.

Las entidades financieras y las grandes compañías son las más propensas a contratar estos servicios. Según BT, entre un 8% y un 12% del presupuesto para el departamento de informática de una empresa debería ir destinado a ciberseguridad, aunque este porcentaje puede llegar a un 20% en el caso de un banco.

En esta misma línea, Samsung ha avanzado que mostrará en el CES un cinturón inteligente que, gracias a los sensores que incorpora, medirá la actividad y salud de las personas. También Fitbit, líder en pulseras inteligentes de fitness, ha presentado Fitbit Blaze, un reloj diseñado para ayudar al usuario a sacar el máximo partido de sus entrenamientos. El dispositivo, que puede registrar actividades específicas, monitorizar el ritmo cardíaco e incluso monitorizar el sueño, cuesta 229, 95 euros, lleva una batería que dura hasta cinco días, según la empresa, y llegará a las tiendas este marzo.

Robot jardinero

Ligado al internet de las cosas, Parrot ha llevado a la feria una maceta inteligente. Un robot jardinero que mide los parámetros críticos para el crecimiento de la planta, a la vez que gestiona su riego de forma autónoma. Parrot Pot (así se llama) está equipado con un recipiente para 2,2 litros de agua. Ligado a este producto, la firma también ha lanzado la aplicación Flower Power 2.0, con una biblioteca con más de 8.000 plantas.

Otras empresas que se han apuntado a sensorizar objetos son Ericsson, que ha desvelado una excavadora que se podrá controlar a distancia gracias a unas gafas de realidad virtual y la red 5G. Y Samsung, que ha mostrado una nevera con una pantalla gigante de alta definición, donde se pueden ver las noticias, mirar la comida de su interior a través de una cámara o comprar desde ella.

Lo que tampoco falta en el CES son robots y drones. Estos últimos han invadido literalmente el evento y han triplicado este año los metros cuadrados de exposición dedicados a estos dispositivos aéreos no tripulados (casi 2.500, con 27 empresas, un 70% más que en la edición anterior). Además, de una gran variedad de drones (se prevé que la conocida marca de cámaras de fotos GoPro lance durante el evento su primer dron, de nombre Karma), habrá conferencias y mesas redondas específicas sobre estos dispositivos. Estas se centrarán en su futuro como hobby, la necesidad de regulación sobre el uso del espacio aéreo, seguridad y privacidad.

En televisores, LG ha enseñado una pantalla OLED de 18 pulgadas que se puede enrollar como si fuera papel, y ha mostrado su primer televisor de super ultra alta definición (UHD) con resolución 8K y 98 pulgadas, cuya distribución arrancará en la segunda mitad de este año. También ha desvelado una nueva gama de televisores super UHD con funcionalidades como HDR (High Dynamic Range) que mejoran la reproducción de las imágenes y los sonidos. Por su parte Samsung ha sorprendido con un mando a distancia compatible con la plataforma SmarThings que da al usuario la posibilidad de controlar diferentes dispositivos. Se llama Smart Control y reconoce inmediatamente el decodificador, el reproductor Blu-ray, la consola y otros dispositivos conectados. Adiós al lío de los múltiples mandos en el salón de casa.

Los coches tienen por primera vez una presencia destacada en este foro tecnológico. La tendencia por los coches conectados gana terreno y cada vez más fabricantes se apuntan. Uno de los más destacados fue Faraday Future, una start up que ha creado un coche de carreras eléctrico con el que pretende rivalizar en el segmento del lujo con Tesla y otras marcas. Ford, por su lado, anunció un incremento de la apuesta por los vehículos autónomos e híbridos. A ello añadió un programa para conectar coches y drones para mejorar el acceso a zonas de emergencia. Otra marca, Volvo, presentó un acuerdo con Ericsson para llevar servicios de streaming al coche. La jornada inaugural de hoy correrá a cargo de VW.